| 6/10/2016 12:01:00 AM

Fondos de capital privado, alternativa para el financiamiento empresarial

Raúl Ávila Forero, columnista online.

Los fondos de Capital Privado se han convertido en un instrumento vital para el desarrollo empresarial del país.

por Raúl Ávila Forero

Colombia, país con un tejido empresarial joven, donde las buenas ideas y las ganas sobran, pero la investigación, el desarrollo y la puesta en marcha son muy onerosos a la hora de hacer negocios, y donde la probabilidad de ejecución de nuevos proyectos que se piensa emprender es corta. Bajo ese entorno, un determinante fundamental para desplegar los proyectos es la financiación como la sangre necesaria para bombear ideas en escenarios cambiantes del crecimiento pyme nacional.

Los fondos de capital privado se han convertido en una opción viable para el desarrollo de estas ideas emprendedoras y para el despliegue empresarial, que, a pesar de su potencial de retorno proyectado, no cuentan con el capital necesario para expandirse o para sacar nuevos productos/servicios que los pueden llevar a otros nichos de mercado. Éste tipo de fondos se han consolidado como excelente opción de anclaje para el potenciamiento financiero en proyectos tales como concesiones viales, construcción de represas, entre otras obras de infraestructura mayoritariamente de corte público, que necesariamente en su fondeo necesitan grandes sumas de dinero para ser ejecutadas, cantidades que la banca comercial tradicional no está dispuesta a financiar de una manera fácil, por el alto riesgo que representan las mismas.

Según cifras de la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado (Colcapital), el país cuenta actualmente con 77 fondos de este tipo, los cuales mueven capitales cercanos a los USD 9.400 millones, que en su mayor parte ha sido invertido en alrededor de 500 empresas colombianas, que han transformado su aparato productivo y directrices gerenciales, creciendo y convirtiéndose en negocios triunfantes. Casos exitosos como los de Bodytech, almacenes D1 y BBC, muestran la importancia y utilidad de esta forma de apalancamiento que gana día a día más terreno con respecto a los mecanismos tradicionales de la banca.

Las ventajas de este tipo de financiación no se limitan necesariamente a la cantidad de dinero que se está dispuesto a invertir; el valor agregado va mucho más allá. A diferencia de la banca tradicional, quien generalmente sólo entrega los recursos solicitados, la oportunidad de contar con un fondo de capital privado implica tener un gestor que recomponga la compañía para hacerla más productiva, mejorar su planeación y estabilidad financiera, cuidando que cada uno de los movimientos que ésta haga sea supervisado y respaldado por un equipo especializado que la esté orientando.

A pesar de que los fondos de capital privado llevan en el país alrededor de 10 años, todavía hay bastante desconocimiento acerca del tema y de su funcionamiento. Generalmente estos vehículos de inversión inyectan cantidades importantes de dinero en compañías con alto potencial; con esta inversión, el Fondo adquiere una parte de la firma y utiliza todos sus recursos técnicos, de relacionamiento, networking y de conocimiento para hacerla crecer, primero, con el fin de obtener retornos de sus inversión y segundo con la idea que después de una tiempo determinado los dueños originales de la empresa puedan recomprarle al fondo su participación en la compañía. Usualmente, los fondos de capital privado no duran más de 8 años o 10 años en un proyecto, constituyendo así una inversión cerrada.

Es importante tener en cuenta que a pesar de que el Venture Capital es un motor de apalancamiento gigante para el aparato fabril y de servicios del país, el apoyo gubernamental es de vital importancia para potenciar proyectos de innovación e ideas revolucionarias en el campo empresarial. La mayor parte de los fondos de capital privado invierten, o por decirlo, en otros términos, adquieren participación en empresas ya constituidas que cuentan con proyectos llamativos o que necesitan capital para expandirse. Es poco común que estos fondos inviertan en nuevas ideas, ideas de papel, que, si bien pueden ser revolucionarias y bastante atractivas, no tienen ningún capital que las respalde, es ahí, cuando entidades como Procolombia, Innpulsa o Colciencias pasan a ser definitivas en el desarrollado de innovación y nuevos proyectos en el país.

Así que, si usted tiene una empresa que necesita potencializar o un proyecto que quiere desarrollar, pero no cuenta con el dinero suficiente, busque el apoyo de un fondo de capital privado, un gestor o una firma de servicios profesionales relacionada con el tema, que seguro lo asesoraran. Sí, por el contrario, su idea es joven y hasta ahora está naciendo, trate de respaldarla con las múltiples iniciativas que ofrece el gobierno nacional para esto, que, si bien no han sido suficientemente promocionadas, si tienen excelentes iniciativos para ayudarlo, eso sí, asesórese muy bien en cuanto a tasas, plazos y opciones.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.