Opinión

  • | 2016/12/13 00:01

    Evolución de las 500 juntas directivas más importantes de EE.UU (Parte I)

    500 de las empresas más importantes en los Estados Unidos en los últimos 5 años en las cuales su meta ha sido establecer adecuados controles y recuperar la confianza a través de sus juntas directivas.

COMPARTIR

La evolución que están teniendo las juntas directivas de las empresas más emblemáticas de los Estados Unidos no solo se debe a las nuevas regulaciones, sino también a un mayor escrutinio de parte de los accionistas y del público en general, esto dado a la percepción que se tiene sobre los abusos que se cometieron especialmente en el sector financiero e inmobiliario y que generaron la última gran crisis del año 2008, y de la que aún la economía mundial en general no logra recuperarse del todo. Desde entonces la composición de las Juntas directivas vienen cambiando, pudiendo afirmar que los cambios que se están dando sugieren evoluciones positivas para todos los actores involucrados en general.

Como parte de la historia debemos recordar que si algo generó y genera el mayor rechazo e indignación de parte del público en general, es haber vislumbrado como  los diferentes CEO’s de los grandes bancos que prácticamente los quebraron, se retiraron de su trabajo con grandes sumas de dinero producto de las indemnizaciones previamente negociadas y autorizadas por las juntas directivas del momento, así como también la molestia generalizada con esos grandes académicos y asesores de las juntas que ganaron enormes sumas de dinero, quienes participaron o asesoraron a los reguladores durante los años previos a la crisis para instauraran las condiciones.

Lea también: Llegó Donald Trump irrumpiendo en la escena política mundial

Los cambios en las reglas o las mismas regulaciones por los políticos que al final crearon las condiciones para generar la gran burbuja inmobiliaria que al final terminó explotando en el año 2008 de manera abrupta,  afectaron fuertemente la credibilidad de los banqueros, de los políticos y de los “grandiosos” ejecutivos del sector financiero, así como de los mismo grandes académicos pero también de “los famosos directores” que participaban en las diferentes juntas directivas de las empresas del sector financiero; esto sin mencionar las juntas directivas de las empresas calificadoras de riesgo que aparentemente pasaron de agache a pesar de la enorme responsabilidad que les cabe no solo en la crisis sino en todo el sector en general.

En un estudio sobre el comportamiento de los últimos 5 años en cuanto a la composición de las 500 juntas directivas del SP500, que en su mayoría son las compañías más grandes que cotizan en las diferentes bolsas de los Estados Unidos, podemos observar que el tamaño o el número de personas promedio que participan de estas juntas directivas es de aproximadamente 11, esto se ha mantenido sin mayores cambios en los últimos años; alrededor del 60% del

total de las jutas directivas se mantienen en esta media, la más pequeña es de 5 personas y la más grande es de 29 personas. Los números cambian dependiendo del sector económico como por ejemplo en el sector de tecnología, en el cual se mantiene en promedio entre 7 a 9 miembros de participantes en sus juntas directivas, también en los sectores financieros y de servicios con el mayor número de miembros en sus juntas directivas que va por encima de 12 miembros.

El sector de la tecnología ha sido el más dinámico en términos de incorporar nuevos directores dentro de sus juntas directivas que está en el orden de 3 nuevos directores en promedio por año. Otros sectores como por ejemplo el sector de los productos industriales es el que menos cambios ha sufrido en este sentido, con menos de 1 director en promedio por año que se ha incorporado en las juntas directivas de este sector de la economía.

Algunas compañías de tecnología han adoptado políticas de publicar sus datos en este sentido como parte integral de la cultura que quieren proyectar. Por otra parte, se percibe también en empresas de este sector un aumento porcentual importante en la incorporación de más independientes que participan en las juntas directivas como una buena práctica, llegando a un promedio de independientes del 60% y desde hace 5 años a hoy a más del 80% de independientes en sus juntas directivas, esto debido probablemente a las nuevas tendencias como conclusión de la última crisis del 2008.

Dentro de estas empresas vemos cómo se vienen incorporando en sus juntas directivas diferentes personas de edades más jóvenes en promedio de lo que tradicionalmente ocurría en el pasado, tal vez la importancia de todo el riesgo tecnológico está cobrando un mayor peso, tanto en la misma junta como también en sus comités que atiende los temas de riesgo.

Lea también: El desfasado resultado de las compañías encuestadoras

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.