Opinión

  • | 2016/06/23 00:01

    El verdadero peligro de ‘Brexit’

    Este 23 de junio el Reino Unido definirá su futuro para los próximos años si sale de la Unión Europea (UE) y, con ello, un precedente de nuevo modelo económico en la Eurozona y el mundo.

COMPARTIR

Irónicamente, el mundo contemporáneo parece mostrar síntomas de mutación del modelo político de democracia y el modelo económico de globalización, a una era de déficit democrático y proteccionismo.

No quiere decir que los modelos de autoritarismo y proteccionismo sean la solución a los problemas del nuevo mundo, sino más bien sean una fase más de los ciclos políticos y económicos. No obstante en el Reino Unido, el caso es un poco diferente, ya que el país busca evadir el déficit democrático de la UE pero acogerse a los acuerdos comerciales de esta, es decir un mundo utópico.

Las últimas encuestas exhiben que 42% de los votantes del referéndum votarían por salirse de la UE, una probabilidad latente que suceda. Sin embargo varios factores alertan sobre la realidad del retiro de ‘Brexit’. 

Todo tiene su precio

La UE no dejará el camino fácil para el posible ´Brexit´, ya que dicho evento puede ser un antecedente para la salida de otros países del grupo. Los acuerdos comerciales de la UE son la mayor arma del grupo para intimidar la salida del Reino Unido como fue el caso de Suiza cuando quiso imponer restricciones migratorias en 2014, tema que no se volvió a discutir al conocer las restricciones comerciales que tendría como consecuencia de estas restricciones.

El Fondo Monetario Internacional anunció recientemente sobre las “graves consecuencias” de Brexit para el mismo Reino Unido. En el escenario donde la UE no le otorgue un nuevo acuerdo comercial, y por ende el país se tenga que acoger a las reglas básicas de la Organización Internacional de Comercio, podríamos observar una recesión severa el próximo año, con el desempleo superando el 7% (actualmente 5%), estancamiento en los salarios reales y alta inflación. Asimismo, la gran incertidumbre posterior a la salida podrían generar restricciones en los mercados de capitales que eventualmente podrían traducirse en una crisis financiera global. 

La democracia tendrá la palabra final sobre el futuro del Reino Unido, la Eurozona y el mundo. Esperemos que dicha decisión no sea un impulsor adicional al  actual estancamiento económico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?