Opinión

  • | 2017/09/20 00:01

    El reto de vivir con propósito

    El dudar de nuestras capacidades nos impide vivir una vida con propósito. ¿Cómo encontrar este camino?

COMPARTIR

En la vida, uno de los principales obstáculos que se tienen para lograr los objetivos es dudar de la propia capacidad. Es común sentirse limitado cuando las habilidades se comparan con las de los demás, cuando el camino presenta retos, o incluso cuando el miedo a tomar nuevos riesgos nubla la visión. Sin embargo, cada cual se pone su propio límite para definir qué tan lejos desea llegar. Ya lo decía Henry Ford: “Si tu crees que puedes, o que no puedes, tienes razón”. ¿Entonces qué camino elegir?

Cuando se busca emprender, bien sea un nuevo proyecto, un nuevo negocio o un cambio en la vida, un camino hacia el éxito se encuentra en jugar los propios talentos. Preocuparse por ser perfecto en todo  y por mejorar sus áreas débiles, puede no ser tan poderoso como afianzar sus talentos. Enfóquese en ser el mejor para lo que ya es bueno y así podrá llegar mucho más lejos. Incluso, se puede estar más cerca de encontrar un propósito.

Visite: El estrés es una elección ¿Usted qué elige?

Cuando se habla de encontrar ese propósito, existe el concepto japonés de Ikigai, el cual se refiere al sentido de la vida, o a la razón para levantarse de la cama. Este concepto es ampliamente adoptado en la isla de Okinawa, la cual es reconocida por la longevidad y altos índices de felicidad de sus habitantes; lo que demuestra que conectarse con una actividad que permita disfrutar plenamente la vida puede hacer toda la diferencia. Tomar riesgos en la vida produce un sentimiento de Ikigai que da valor a la propia existencia; pues este concepto se hace realidad cuando se da una perfecta interacción entre lo que se sabe hacer bien (las habilidades), aquello que se ama (la pasión), lo que el mundo necesita (la misión) y aquello por lo que otros están dispuestos a pagar (la profesión).

Lea también: ¿Por qué nos cuesta tanto innovar en Colombia?

Dado lo anterior, se observa que en el mundo no existe una regla dada para el éxito o algo que garantice que no se va a fracasar en el intento. Sin embargo, si se piensa desde la realidad particular de cada persona, cuando se hace lo que se ama, pero que además es para lo que cada quien es bueno, y que también responde a una necesidad específica, las posibilidades de fallar son escasas. Sin embargo, para lograr llegar a esto, se debe comenzar por vencer el miedo y superar las limitaciones auto impuestas que nos paralizan. El mundo pertenece a aquellos que luchan por sus ideales, que buscan nuevas formas de hacer las cosas y que rompen los límites de lo conocido, sea esto dentro o fuera de la caja.

Si en este momento su vida no esta llena de razones para levantarse en la mañana, comience a escuchar su intuición y rétese a encender la llama de una vida plena. Si usted ya tiene clara su razón, ayude a otros a encontrarla; este es el mejor camino para construir un mundo feliz. No importa el momento de la vida en el que se encuentre, nunca es demasiado tarde para creer en sí mismo y hacer las cosas de otra manera.

Recomendado: ¡No luche contra el aburrimiento!

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.