Opinión

  • | 2017/08/02 00:01

    ¡Deje de prepararse para estar listo, actúe ahora!

    Si usted quiere un cambio en su vida, comience a priorizar lo importante por encima de lo urgente. Deje de prepararse y comience a actuar hoy.

COMPARTIR

¿Qué hace la diferencia entre una persona exitosa y una que no lo es? Su capacidad de actuar. Bien sea en los negocios, en la vida personal o en la búsqueda del propósito, cuando se quiere lograr algo significativo, tomar cartas en el asunto es la respuesta para alcanzar el éxito. El problema, es que resulta común llenarse de excusas para ir aplazando lo que verdaderamente deseamos hacer, y así la vida se va esfumando detrás de prioridades aplazadas y frustraciones por sueños sin cumplir. Esté muy atento, porque es fácil perderse en lo urgente y dejar de lado lo que verdaderamente es importante. Entonces, ¿Qué es importante hoy para usted? ¿Qué sueños está aplazando? ¿Qué ideas se ha guardado por miedo a fracasar o ser criticado? Si usted no decide hacer algo al respecto hoy, es posible que cuando tome la decisión de hacerlo ya sea demasiado tarde.

También le puede interesar: El modelo de negocio más allá del papel

Pero para tener el valor de llevar las cosas a la acción, hay dos temas fundamentales que se deben revisar: el miedo y la procastinación. Frente al primero, vale la pena preguntarse siempre: ¿Qué es lo peor que puede pasar? La realidad es que la acción vence el miedo, y que en la mente, los escenarios siempre se perciben más complejos de lo que en realidad son. Por eso, deje de lado ese instinto que le dice que va a fracasar, que será criticado, que es mejor quedarse en el lado seguro y sálgase de su zona de confort. Muchas veces, ese miedo surge de las historias que nos contamos a nosotros mismos basadas en experiencias del pasado. Pero hasta que no comience a enfocarse en los hechos y deje de lado las historias, será muy difícil tomar la iniciativa para hacer algo. Tener una imaginación activa es una habilidad maravillosa para resolver problemas y buscar la innovación, pero cuando se aplica demasiado a la vida personal, esta puede traer más confusión que resultados.  

Le sugerimos leer: Colombia este año es menos innovadora será cierto

¿Cómo dejar entonces de analizar y comenzar a hacer? Lo primero es establecer pequeñas metas. Una investigación de Dan Ariely, demostró que el ponerse pequeñas metas, en vez de una fecha límite para alcanzar un gran objetivo, genera mayores probabilidades de cumplir con la tarea con la menor cantidad de errores posibles. Además, el celebrar las pequeñas victorias genera motivación y como consecuencia desarrolla refuerzos positivos que movilizan las acciones. Por otro lado, está demostrado que nuestro cerebro está diseñado para pensar en términos de corto plazo, por lo que imaginar grandes metas a futuro, es percibido por el inconsciente como un trabajo arduo, y por esta razón, tiende a dejarse al final de la lista de prioridades, haciendo que aplacemos aquello que quisiéramos lograr para la vida, por priorizar correos urgentes, reuniones que no dan espera y cargas laborales por encima de las relaciones personales.

Una forma de cambiar la mentalidad para obtener mejores resultados, es enfocarse más en los beneficios de la acción que en el costo o molestia que genera el esfuerzo para lograrla. ¿Cómo hacerlo? Visualice la meta, comparta sus metas con alguien que le haga rendir cuentas de los pasos que avanza y tenga siempre presente el costo de no actuar, pues esto puede convertirse no solo en su principal recordatorio de por qué desea hacer las cosas, sino también en la motivación que generará un cambio.

Lea también: Amazon compró a Whole Food ahora quién podrá competirles

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.