Opinión

  • | 2016/04/23 00:30

    Pensando en aquellos que toman el timón

    Participar en múltiples tipos de proyectos me ha dado la oportunidad de conocer muchos tipos de líderes. Hace poco me preguntaron qué podrían tener todos ellos en común. Voy a hacer memoria y listar algunas características de aquellos líderes con los que he tenido la oportunidad de trabajar.

COMPARTIR

Participar en múltiples tipos de proyectos me ha dado la rara oportunidad de conocer muchos tipos de líderes. Hace poco conversando con alguien en una reunión me preguntó sobre lo que podrían tener todos ellos en común. Voy a tratar de hacer memoria y listar algunas de las características de aquellos líderes con los que he tenido la oportunidad de trabajar y colaborar a lo largo de los años.

Lo primero que he notado en todos ellos, sin importan si son políticos, empresarios, emprendedores o gestores culturales, es que tienen una visión clara de lo que desean lograr, en algún momento de su vida decidieron que iban a conquistar algo y todo lo que hacen en su dia a dia les suma.

Otro punto que he notado es su disciplina, cumplen con lo que prometen por pequeño que sea, esto crea a su alrededor una sensación de seguridad pues se vuelven confiables.

Todos los líderes que he conocido hacen notas, listas y llevan registros; los más tradicionales usan libretas y los más modernos algun dispositivo electronico, pero sin importar el medio, siempre registran lo que hacen y lo que tienen por hacer.

Son también personas que saben escuchar. Cuando yo era más joven confundí muchas veces a personas que gritan y se imponen con líderes, pero con los años me di cuenta de que los verdaderos líderes sin importar si son hombres o mujeres, siempre saben escuchar.

La capacidad de innovar y experimentar cosas nuevas es también parte de sus características, son personas que no temen al ridículo y son los primeros en probar las ideas que ellos mismos proponen; lo cual me lleva a otra característica importante, son personas consecuentes pues saben que no existe una forma más contundente de liderazgo que su vida misma, así que si por ejemplo abogan por la movilidad sostenible, no temen ni les da vergüenza que los vean caminando o andando en bicicleta.

En los últimos años he comenzado a notar que los líderes más apreciados son aquellos que más dialogan, los que son capaces de articular diferentes puntos de vista y animar a los otros a co-crear, los líderes monologantes y autoritarios que vi alguna vez cuando comenzaba mi experiencia laboral, han quedado rezagados y tienden a desaparecer.

Por último todos los líderes que he conocido, que son verdaderamente valorados, no se toman en serio eso de ser “gurús”, están siempre en actitud de aprender, no temen reconocer el trabajo de los demás y no tienen complejo yo-yo ( yo hice aquello,yo hice lo otro...) lo cual hace que sea su trabajo el que los destaque y lo que los demás pensamos de ellos.

Los líderes que he conocido son al final personas que no temieron asumir algún reto que se les presentó y que luego además trataron de apoyar a los demás en lograr los suyos, hoy desde este espacio les hago un reconocimiento y les agradezco el haberme apoyado en su momento y desde su espacio; además lo invitó mi querido lector a ser usted mismo a ser un líder, el mundo está necesitando justamente muchos buenos y nuevos líderes que no teman asumirse como tales y le sumen al ecosistema mundial, todo el valor posible.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?