| 4/22/2010 12:00:00 PM

Llega a Colombia el Watchphone de LG

LG Electronics lazó al mercado un reloj-celular táctil. Se trata del LG-GD910, un equipo que cuenta con una superficie curva de cristal templado, cubierta de metal de alta calidad y un grosor de 13.9mm.

El Watchphone es el primer reloj-teléfono táctil en el mundo que ofrece 7,2 Mbps 3G compatibilidad HSDPA, que permite alta velocidad de transmisión de datos y video llamadas gracias a su cámara integrada.

Entre las características propias de este dispositivo se destaca la posibilidad de realizar video llamadas, característica única entre los teléfonos reloj y muestra de la tecnología avanzada de LG Electronics.

LG no sacrifica funcionalidad en favor de su tamaño, el reloj-teléfono es completamente capaz de enviar mensajes de texto, hacer llamadas telefónicas, y, por supuesto, mantener la hora exacta.

Todo esto se logra utilizando la interfaz de pantalla táctil del teléfono en su 3.63cm (1.43 pulgadas) de pantalla y la interfaz intuitiva de LG Flash, funciones de reconocimiento de voz, que se pueden utilizar con o sin un auricular Bluetooth, haciendo más fácil el realizar llamadas y buscar contactos entre otros.

Además de las llamadas de vídeo, el Watchphone tiene otras funciones como su interfaz de Flash, reproductor MP3, llamadas de voz, mensajes de texto y texto a voz (Text to Speech (TTS) que lee los mensajes de texto y otras informaciones en voz alta para mayor comodidad). El teléfono también incluye Bluetooth stéreo y un altavoz incorporado para reproducir archivos de música así como una agenda amplia y planificador de actividades.

El watchphone se encuentra disponible a través del operador Comcel y su precio varia de acuerdo a planes y servicios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?