| 8/5/2009 12:00:00 AM

Google vende su negocio de publicidad para radio

WideOrbit Inc. a comprar la tecnología de Google para automatizar la publicidad por radio. Hasta ahora no se han revelado detalles financiaron, pero la compañía heredará 3,600 clientes y un número no precisado de empleados.

SAN FRANCISCO  — Google Inc. halló un comprador para su negocio de publicidad por radio que había abandonado como parte de sus esfuerzos por reducir costos y deshacerse de las operaciones poco lucrativas.

WideOrbit Inc., una compañía privada que produce programas de computación para las industrias de la radio y televisión, dijo el miércoles 5 de agosto, que accedió a comprar la tecnología de Google para automatizar la publicidad por radio. La firma con sede en San Francisco no reveló los detalles financieros. Heredará 3.600 clientes y un número no precisado de empleados.

El alejamiento de Google del negocio de la radio, anunciado en febrero, fue el mayor retroceso de la compañía desde su incursión hace tres años en los medios informativos tradicionales. Este año discontinuó un negocio similar de venta de publicidad para los periódicos después de entradas decepcionantes.

Todavía intenta vender publicidad personalizada para televisión. NBC Universal, Bloomberg TV y Hallmark Channel han estado entre las cadenas participantes en el servicio de publicidad en TV que Google inició en el 2007.

Por otra parte, Google anunció que planea adquirir On2 Techologies Inc., proveedor de tecnología digital de compresión de video en un acuerdo valuado en US$106,5 millones.

On2 ayuda a comprimir los archivos de videos para facilitar su envío por la red, una tecnología cada vez más importante a medida que crece rápidamente el volumen de los videos en línea.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?