| 3/25/2010 5:00:00 AM

“Ya no estamos en una zona de confort”, Vallejo

Los exportadores colombianos estaban cómodos con el comercio con los países vecinos. Ahora, la historia es otra. El vicepresidente de exportaciones de Proexport, Ricardo Vallejo le contó a Dinero.com, en qué va la estrategia de diversificación de mercados.

El 5 de agosto del 2009 el presidente de Venezuela Hugo Chávez ordenó suspender las importaciones desde Colombia y nombró una comisión para sustituir esas compras por productos de otros países latinoamericanos. El plan de choque para los exportadores colombianos se basó en tocar nuevas puertas en países que antes no estaban abiertas.

“Estábamos en una zona de confort donde contábamos con un mercado venezolano, en el que  prácticamente jugábamos de locales y vendíamos a buen precio. Cuando uno está en esta situación de mercado y está haciendo un buen negocio, no piensa en otros mercados”, comentó con franqueza el vicepresidente de exportaciones de Proexport, Ricardo Vallejo.

De acuerdo con el funcionario, el balance es positivo con la ejecución del plan de diversificación de mercados y de oportunidades para que los empresarios conquisten nuevos mercados potenciales. Por ejemplo, el año empezó bien. Las exportaciones colombianas registraron un crecimiento del 15,3% durante enero del presente año en comparación con el mismo mes del 2009, cuando el indicador presentó una reducción del 10,9%. “Se está haciendo la tarea, pero falta más fuerza”, comentó Vallejo.

Asimismo recalca que la estrategia de la entidad ha sido ir detrás de los tratados de libre comercio que ha promovido el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Sin embargo, hace falta salir más del país. “El país cuenta con aproximadamente 10.800 empresas exportadoras. Más o menos unas 6.800 van a un solo mercado. Tenemos un camino largo por andar”, declaró Ricardo Vallejo.


El mercado venezolano
El plan de choque se basó en ayudar a los empresarios a abrir mercados y oportunidades en otras latitudes. Proexport asesoró a casi 800 empresas, de las cuales aproximadamente el 60% eran pymes dependientes del mercado venezolano y que nunca habían salido de allí.

“Los sectores de confecciones, de autopartes, de calzado y cuero fueron los directamente afectados por estos problemas comerciales. Ellos han tenido que adecuar sus empaques y certificaciones”, aseguró el funcionario.

Aclara que esto no es un tema rápido, no es fácil reducir la concentración. Resalta que si se da un avance con relación al panorama comercial con Venezuela, no se puede dejar a un lado lo que se ha venido haciendo.

Retos comerciales del próximo mandatario.
El vicepresidente de exportaciones afirma que los primeros puntos dentro de la agenda del próximo presidente deben ser los tratados de libre comercio con Canadá y con los Estados Unidos. Además de seguir con los acuerdos comerciales para seguir estimulando la inversión extranjera. Por otro lado, resalta que es necesario hacer una seguimiento a todas las políticas comerciales.

Con relación al TLC con Canadá, el funcionario es optimista y considera que empezará a caminar en aproximadamente 8 meses. “Hubo un cambio importante en la negociación y en la voluntad política para hacerlo. Es un mercado interesante y tenemos buenas posibilidades en el sector de confecciones y en el sector de agroindustria”, afirmó.

Finalmente, concluye que este año se tiene pensado abrir una oficina de Proexport en los Emiratos Árabes. Según Vallejo este mercado es muy atractivo por que el factor precio no es lo que manda. De igual manera, existen mercados como el ruso que ya certificaron fábricas en el país para exportar pollo, camarones y carne.

Es claro que existen opciones interesantes y viables. Sin embargo hay que buscarlas en sitios que no siempre son los usuales.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?