| 10/24/2008 12:00:00 AM

Viernes, día de pérdidas

Los mercados de Wall Street encaran otra jornada de pérdidas cuantiosas ante los temores de una recesión global. Asia cerró en baja.

NUEVA YORK - Los mercados de Wall Street encaran el viernes otra jornada de pérdidas cuantiosas ante los temores de una recesión global. Los contratos a término del promedio industrial Dow Jones bajaban 550 puntos antes de la apertura, lo máximo permitido en las oscilaciones diarias, por lo que se suspendieron las operaciones.

Entretanto, los mercados asiáticos se desplomaron por tercer día consecutivo ante los temores persistentes de una recesión global que podría devorar las ganancias corporativas.

El empeorante panorama convenció a los inversionistas de que la economía mundial se encamina a una recesión larga y penosa, pese a una serie de medidas de varios gobiernos para frenarla.

Ante el temor de que vuelvan a repetirse las bajas espectaculares de las últimas semanas, los fondos de inversión de alto riesgo y otros inversionistas institucionales se han apresurado a retirar su dinero para mitigar el riesgo y conservar activos en metálico.

A esa ansiedad se ha sumado una serie de anuncios sobre las paupérrimas ganancias corporativas y pronósticos altamente pesimistas sobre el desempeño empresarial en el cuarto trimestre, que no se han hecho sentir aún de pleno. La sensación de algunos es que lo peor está por llegar.

Las noticias de ultramar contribuyeron al panorama deprimente. En Japón, las acciones del gigante de la electrónica Sony se desplomaron más del 14% después que recortara su pronóstico de ganancias para el año fiscal, debido a menores ventas de televisores planos y de otros artículos electrónicos por la crisis económica y por la fortaleza del yen.

En Alemania, las acciones de Daimler bajaron un 11,4% en la contratación de la mañana tras informar de menores ganancias en el tercer trimestre y abandonó sus pronósticos de beneficios del 2008.

Antes de la apertura, el promedio industrial del Dow Jones bajó lo máximo permitido por ley en una sola jornada, 550 puntos, el 6,27%, a 8.224. Ello ocasionó suspensiones automáticas de la contratación.

Los contratos a término del índice de 500 acciones del Standard & Poor's bajaron 60 puntos, el 6,56%, a 855,20, y el índice de 100 acciones del Nasdaq para entrega a término retrocedió 77,75 puntos, el 6,20%, a 1.175,75.

En ultramar, las bolsas emprendieron un repliegue generalizado.

En Tokio, el referente Nikkei 225 cayó un 9,6% a 7.649 puntos, su primer cierre por debajo de las 8.000 unidades desde mayo del 2003.

En Francfort el índice DAX cayó un 9,38% y en Londres el índice de 100 acciones del Financial Times-Bolsa de Valores se replegó un 5,95%, mientras que el París el índice CAC-40 perdió un 7,35%.

El dólar estadounidense cayó por debajo de los 93 yenes por primera vez en 13 años.

Asimismo, las acciones del gigante de la electrónica Sony se desplomaron más del 14% después que recortara su pronóstico de ganancias para el año fiscal, al referir menores ventas de televisores planos y de otros artículos electrónicos por la crisis económica y por la fortaleza del yen.

Las noticias de Sony "fueron nuevamente otro indicador de que la economía mundial está realmente desacelerando", señaló Yutara Miura, un estratega ejecutivo de inversiones de la firma Shinko Securities en Tokio. "La revisión ha tenido un impacto muy negativo en otras acciones relacionadas con la tecnología", como la Panasonic Corp.

"Los inversionistas permanecen preocupados sobre la creciente incertidumbre en torno al estado de la economía mundial", indicó Miura.

El crudo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega a término perdió 3,47 dólares a 64,37 dólares en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York, pese al anuncio de la OPEP de que reducirá su producción en 1,5 millones de barriles diarios a fin de contener el descalabro de los hidrocarburos.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?