| 7/31/2007 12:00:00 AM

Venezuela, un buen vecino comercial

Hoy cuando comienza a observarse un panorama económico nublado para Venezuela cabe comenzar a preguntarse sobre las repercusiones que tendría una crisis económica en el vecino país sobre la economía colombiana.

Aunque el tema del TLC con Estados Unidos ha sido protagonista en los medios de comunicación a lo largo de este año, escasa información se ha mencionado sobre Venezuela que es el segundo socio comercial de Colombia y viene jalonando considerablemente las exportaciones no tradicionales en años recientes.


Según las proyecciones de la CEPAL, luego de un crecimiento superior a 10% en 2005
y 2006, para 2007 se espera una desaceleración de la economía venezolana a niveles de 7.0% que se extendería para 2008 a 4.5%. Bajo este escenario es útil revisar, en líneas gruesas, cual es la situación del crecimiento venezolano en este momento y entender porque la fragilidad del mismo. En consecuencia, revisando algunas cifras de comercio exterior puede concluirse que el impacto sobre Colombia puede ser significativo.

Crecimiento depende del petróleo
La primera característica del crecimiento económico venezolano es que la desaceleración reciente ha venido liderada por una caída en el crecimiento de la actividad petrolera, mientras que la actividad no petrolera continúa sólida. Este hecho se debe a que las políticas públicas recientes han generado desestímulos a la inversión privada, mientras que los ingresos petroleros siguen soportando una política fiscal de reducción de impuestos y otorgamiento de subsidios que permiten mantener un acelerado crecimiento del consumo privado.

El riesgo es que mientras no crezca la actividad petrolera, el sostenimiento de la demanda interna sólo será sostenible si los precios del petróleo continúan creciendo ya que este es la fuente de ingresos para sostener la actual política fiscal. Pero, según las más recientes estimaciones (julio 10 de 2007) de la Energy Information Administration el precio del petróleo se mantendrá alrededor de US$66 por barril para la referencia WTI, con una caída de 0.7% en 2007 y un leve repunte de 2.1% en 2008.

¿Cómo es el comercio?
Según las cifras de comercio exterior colombianas, el comercio bilateral con Venezuela totalizó US$4.140 millones en 2006 equivalente al 8.5% del comercio exterior colombiano, participación que se ha venido incrementando continuamente desde 5.3% en 2003, luego de que Venezuela tuviera su más reciente crisis económica. Estas cifras son superadas solo por EE.UU. que participa con cerca del 30% del total de compras y ventas externas de Colombia.

Por el lado de las exportaciones las cifras son aún más relevantes puesto que han pasado de representar el 5.3% del total en 2003 a 11% al cierre de 2006 y al 13.4% en lo corrido de 2007 (enero – abril). Este resultado se deriva decrecimientos de 30% anual de las ventas externas hacia Venezuela en los últimos dos años, mientras que en los primeros cuatro meses de 2007 el crecimiento ha sido de 64% anual.

En términos desagregados llama la atención el crecimiento en las exportaciones de otros productos agropecuarios (donde se encuentran los alimentos) con un alza de 127% en el acumulado hasta abril, aunque este rubro apenas totaliza USD 94 millones. Sin embargo este crecimiento ha sido suficiente para generar presiones inflacionarias sobre algunos alimentos como la carne en Colombia.

Así mismo, las exportaciones industriales han tenido un rápido crecimiento en lo corrido del año (56%) al totalizar USD 472 millones hasta abril, destacándose el repunte en subsectores como el automotriz (+54%), maquinaria y equipo(+70%), las confecciones (+125%) y el calzado (+256%). Siendo la industria liviana un rubro muy importante de las exportaciones no tradicionales del país.

De hecho, de las exportaciones industriales colombianas en lo corrido del año, el 25% tuvieron como destino a Venezuela, mientras que las del sector automotriz representaron el 73% del total y las del rubro “demás agropecuarios (alimentos)  el 58%.

En conclusión, una desaceleración de Venezuela podría incrementar rápidamente el déficit comercial de Colombia, esencialmente en el sector industrial donde se soporta buena parte del empleo nacional.

 

 

Por: Germán Verdugo
Analista Correval
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?