| 7/4/2007 12:00:00 AM

Tecnología con corazón

En la gerencia de una compañía de tecnología que ha logrado un puesto dentro de las grandes, se encuentra William Arango Niño, un hombre para quien liderar equipos y generar progreso exige, además del estudio y la academia, conocimiento de la condición humana.

Para William Arango Niño su preocupación por la gente es mucho más que un lugar común, es una realidad que expresa cuando se le pregunta por el mayor reto en la empresa, por la mayor dificultad y su principal inquietud. Este hecho llama la atención en una empresa en donde la tecnología es fundamental. William Arango es el gerente general de Flycom, un brazo de ISA dedicado a telecomunicaciones y a la ahora de trabajar, su estilo y su proyección van mas allá de las redes.

William Arango es ingeniero electricista de la Universidad Pontificia Bolivariana, con Magíster en Gestión tecnológica del mismo centro educativo y especialización en Gerencia con énfasis en Mercadeo, también de la Bolivariana. En su trabajo diario suma estos conocimientos al sentido común y las enseñanzas que le ha ido dejando la vida en 47 años.

Por la razón de ser de la empresa, contrata más que todo personas jóvenes, conocedoras de la tecnología y de los avances en la misma, pero al ahora del dar el sí definitivo también se guía por la intuición. Bajo su mando están 70 personas.

¿Qué lo hace pensar que alguien es la persona indicada para trabajar con usted?
No tengo un criterio muy definido, pero me orienta mucho el feeling, el potencial, la fuerza y el ánimo. Soy muy intuitito y afectivo en el tema.

¿Cómo crea usted equipos para trabajar?
Normalmente nombramos un líder con habilidad para crear equipos y dejo bajo su discreción la conformación del equipo según las necesidades que tenga.

¿Usted deja trabajar más que controlar?
Absolutamente.

¿Cuál seria el consejo para estas nuevas generaciones que usted esta tratando a diario?
Yo pienso que a los jóvenes hay que decirles que le bajen un poquito a la ambición. A veces quieren que las cosas les lleguen demasiado rápido. También que se mantengan actualizados y sean comprometidos con la compañía.

¿Cómo se mantiene usted actualizado?
Me mantengo permanente actualizado, leo mucho, todas las revistas de tecnología, me informo mucho, finalmente es una exigencia del cargo.

¿Qué hace que usted sea un buen líder?
Yo no sabría si soy un buen líder, pero pienso que parte de mi relación laboral con las personas se basa en la confianza y el compromiso.

¿Qué es lo más fácil o más difícil de dirigir en la gente?
Yo pienso que no hay nada fácil con la gente, pero uno siempre tiene que buscarle, como decimos aquí, “la comba al palo” para ajustarse, para ver sus condiciones malas y buenas. Parte del éxito de trabajar con la gente es saber por cuál lado orienta uno los trabajos y entender las dificultades que tenemos todos como seres humanos.

¿Cómo toda decisiones?
Normalmente tomo decisiones consensuadas con la gente, pero en ocasiones a veces no se logran consensos y en esos momentos tomo decisiones pensando en el beneficio de la compañía y de sus empleados.

¿Lleva cinco años en Flycom y tres de gerente, como ha sido el proceso de conocer una compañía y luego llegar a la gerencia?
En el caso mío yo participé en Flycom desde su fundación, yo la conozco en todos sus aspectos. Asumí el cargo porque el gerente renunció, pero nunca he estado alejado de todas las decisiones de la compañía: Ahora ha sido una actividad diferente, yo antes había tenido trabajos más técnicos y ahora tengo un cargo más gerencial.

¿Qué tanto pesa la madurez, la vida, para ser gerente?
Yo creo que la gerencia es un proceso, hay gente que aprende más rápido que otra. La gerencia se va adquiriendo.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad en este cargo gerencial?
La gente.

¿Y como ha solucionado estos inconvenientes?
Con “feeling” e intuición trato de resolver los problemas con la gente. Parte del tema es que la gente trabaja muy animada y comprometida.

¿Tiene alguien con quien conversar de su trabajo como gerente, alguna ayuda?
Nosotros aquí empleamos un evaluación en donde se analiza todo lo que requiere la gerencia y en esa evaluación se define si se necesita algún proceso de coaching o algo adicional.

¿Y usted ha pasado por un proceso de coaching?
Hasta el momento no, no sé si esto sea bueno o malo, pero hasta el momento no.

¿Cuál ha sido su mayor éxito en Flycom?
Yo diría que mantener a la compañía en buen desempeño a pesar de ser pequeña.

¿Y cuál ha sido para usted el mayor fracaso?
Ha sido muy decepcionante tener que salir de mucha gente, yo vivo preocupado siempre por la gente.

¿Cuál es su mayor reto a futuro?
Tener aquí a la gente animada.

¿Qué valor le da hoy a su trayectoria académica?
Mucho, esto lo enriquece a uno en todos los aspectos, en la academia, en la gente y en las experiencias.

¿Cuál ha sido su mayor lección de vida durante su paso por Flycom?
Lograr el equilibro entre la vida persona y la profesional, al principio tuve dificultades y he aprendido a hacer un balance.

¿Cómo se define usted respecto al trabajo, sereno, angustiado, obsesivo?
Yo soy una persona que internamente mantengo muchos conflictos, pero externamente manifiesto tranquilidad, serenidad, En la posible creo que la gente me identifica como alguien muy orientado al logro.

¿Y cuales son esos conflictos internos?
Por ejemplo, cuando tiene problemas laborales con las personas, cuando se presentan descuidos con la administración. Uno trata de manejar esto de la mejor manera, aquí no somos “negreros”, no se trata sencillamente de despedir y ya, no, yo creo que todos nos equivocamos y hay que darle oportunidad a la gente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?