| 1/17/2008 12:00:00 AM

Sector cafetero registra crecimiento superior en diez años

En el 2007 el país recibió por exportaciones de café cerca de US$1.900 millones, cifra más alta en la última década.

El 2007 fue un año de grandes retos para la caficultura colombiana, como se refleja en todos los indicadores del sector.


El año cerró con varias noticias positivas entre las cuales cabe destacar la mejoría en los ingresos para los caficultores, la recuperación de la producción y las exportaciones, el mejoramiento de la calidad del grano y el buen nivel de precio externo e interno. La combinación de estos factores permitirá seguir avanzando con pie firme en la recuperación económica y social de las más de 500.000 familias cafeteras.


Es importante señalar que durante el 2007, el café se mantuvo como uno de los principales generadores de ingresos para el sector rural colombiano, con una participación del 24% en el PIB agrícola nacional.

Precio Interno y Externo
El estancamiento en la oferta mundial del grano y el incremento del consumo, permitieron que la cotización promedio del café colombiano (OIC) sobrepasara los 1,26 dólares por libra en el 2007, cifra superior en 8% a la de 2006 y 80% frente a 2002. Entre tanto, el precio interno base de compra promedio de 2007 alcanzó los $457.366 por carga de 125 kilos y el valor de la cosecha se mantuvo por encima de los $3,8 billones. Esto permite concluir que por quinto año consecutivo han mejorado los precios y los ingresos de las familias productoras.

Mayor producción y más exportaciones
La producción de café en Colombia ha venido comportándose positivamente en los últimos años. Según las últimas cifras revisadas y consolidadas, Colombia cerró el 2007 con una cosecha de 12,6 millones de sacos de 60 kilos, lo que representa un incremento del 4% frente al año anterior y un 8% frente al 2002. Esta es la cosecha más alta de los últimos diez años, resultado del programa de incentivo a la renovación de cultivos y del consecuente aumento en la productividad de los cafetales sin aumentar el área sembrada.

Ingresos por exportaciones
Los precios externos impulsados por el déficit entre oferta y demanda y el importante crecimiento del consumo mundial, sumados al aumento en las exportaciones colombianas y a los mejores ingresos por valor agregado y calidad, ayudaron a mejorar la situación del sector. En el 2007 el país recibió por exportaciones de café cerca de US$1.900 millones, la cifra más alta en diez años. Esta cifra implica un crecimiento cercano al 110% en los ingresos por exportaciones frente al 2002, año en el cual éstas alcanzaron los US$861 millones.

Patrimonio del Fondo Nacional del Café
La estrategia de saneamiento y fortalecimiento del Fondo Nacional del Café mostró buenos resultados durante el año anterior. El Patrimonio del Fondo superará los US$560 millones, cifra que representa un crecimiento de 126% comparada con US$248 millones del 2003. En el manejo de las finanzas del Fondo se destacaron dos hechos: la venta de las Compañías Agrícolas de Seguros, una de las mejores negociaciones que haya registrado el sector de seguros y la inclusión de la contribución cafetera en el Plan Nacional de Desarrollo que genera estabilidad y permite proyecciones a largo plazo. Al mismo tiempo, la revaluación fue el elemento que más golpeó las finanzas del Fondo.

Transferencia del precio externo en más de 92%
Colombia es de los pocos países productores de café que ha incrementado la transferencia del precio externo a los productores, lo cual les ha permitido mejorar sus ingresos y su calidad de vida. Mientras que en los años de la crisis internacional de comienzos de la década esa transferencia fue de 85%, durante el 2007 superó el 92%. En la mayoría de los países productores, los caficultores reciben entre el 75% y el 85% de los ingresos por sus exportaciones de café.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?