| 12/8/2010 12:20:00 PM

“Queremos un país que juegue limpio”

Así quedo claro en el gran acuerdo por la legalidad firmado por el Ministerio de la Defensa Nacional, Microsoft y los gremios protectores de los Derechos de Autor y Propiedad Intelectual.

“Uno juega limpio cuando le dice al señor de la tienda que devolvió más plata de la que debía o cuando paga lo justo por un negocio, sin aprovecharse de la necesidad de otras personas. Jugar limpio también es comprar legal, pues contrario a lo que algunos piensan, la piratería es un crimen con víctimas”, esas fueron algunas de las palabras del mensaje enviado por el presidente Juan Manuel Santos para inaugurar el evento que demostró que en Colombia cada vez hay más espacio para los héroes y menos para los “piratas”.

El Ministerio de la Defensa Nacional, Microsoft, la Dirección Nacional de Derechos de Autor, el Convenio Antipiratería, la Cámara Nacional del Libro, Trebol Comunicaciones, la Asociación Colombiana de Productores de Fonograma y el representante legal de Codiscos y SAYCO se unieron para mostrar los beneficios de tener un País que no consuma productos piratas y sellaron en un acuerdo su compromiso contra toda modalidad de “piratería”.

“Esta alianza – de todos los sectores- demuestra que la unión hace la fuerza y que juntos es la única manera en que podemos combatir la piratería y entregar más espacios a la industria local en beneficio del país”, señaló Jorge Silva, gerente General de Microsoft Colombia, y agregó que “éste es el mejor ejemplo que podemos entregar a la sociedad porque queremos apoyar la construcción de un país basado en los valores de respeto y legalidad, en las buenas prácticas en torno a adquirir productos originales que contribuyan al desarrollo de industrias locales sólidas y competitivas, sobre todo en nuestro sector de la tecnología, a través de prácticas equitativas de competencia, honestidad y transparencia”.

Por eso el Ministerio de la Defensa se sumó al compromiso y recogió las banderas de esta campaña que reúne a las distintas industrias para impulsar la protección de los derechos de autor. En su presentación, el Ministerio habló dar ejemplo de legalidad. Dijo a través de su vocera Juanita Rodríguez, directora del Departamento de Gestión de información y Tecnología, que el tema de legalización ha empezado en casa. “Buscamos que al interior de la fuerza pública y las instituciones del sector contemos con todas las licencias para el uso de toda la tecnología que necesitamos para cumplir con nuestros deberes. Adicionalmente, contamos con un software que inhabilita las opciones del usuario para instalar programas sin autorización, entre otras tareas que ayudan a controlar los derechos de propiedad intelectual”, explicó Rodríguez.

El Ministerio también habló de la importancia de proteger sus propios desarrollos pues la institución cuenta con profesionales en desarrollo de soluciones tecnológicas. Frente a esto, dijo Rodríguez, se han patentado varios productos para no correr el riesgo de que luego tengan que adquirirlo a costos muy altos. Al final, la vocera mostró cómo la institución, a través de la DIJIN, ha combatido el flagelo de la piratería con resultados importantes.

Lo cierto es que los presentes coincidieron en que se ha hecho mucho pero aún falta mucho, pues las cifras siguen siendo aterradoras, según lo expusieron varios de los asistentes como el escritor y periodista Germán Castro Caicedo. Además porque así lo revelan varios estudios realizados por las distintas industrias.

Piratería, un problema global
Un estudio de marzo de 2010 que revela que las pérdidas en las industrias creativas en Europa, por cuenta de la piratería, fueron de 10 billones de euros en el 2008, una figura que podría crecer y acumular 240 billones de euros para el 2015 si no se toman medidas para combatir el problema. Por lo mismo, en el 2008, cerca de 185 mil personas quedaron sin empleo en esta región; cifra que para el 2015 puede llegar a 1.2 millones.

De acuerdo con el último estudio de International Data Corporation (IDC) y Business Software Alliance (BSA) del último año, Colombia la tasa de piratería de software en Colombia se redujo en un punto (del 56% al 55%), mostrándolo como el país con el índice más bajo de la región; sin embargo, las pérdidas económicas aumentaron de 136 millones de dólares a 244 millones de dólares en el último año.

En el 2009, los ingresos del mercado colombiano de la música llegaron a 21 millones de dólares, una caída del 22 por ciento frente al 2008 y una caída superior al 60 por ciento si se compara con cifras del año 2000. Por su parte, las ventas de CDs alcanzaron los 2.3 millones de unidades en el 2009 frente a 4 millones en el 2008.

En el sector editorial el panorama es igualmente preocupante. Un estudio de Fedesarrollo elaborado en el 2007 estimó que las pérdidas anuales totales por piratería para la industria editorial son de alrededor de 73 millones de dólares. En Colombia, el mercado editorial podría aumentar en un 32 por ciento si no existiera piratería.

Es por eso que este acuerdo, que busca promover y propiciar las buenas prácticas entre los consumidores, apostarle a una cultura de la legalidad y a promocionar la innovación local. Esta iniciativa hace parte de la campaña mundial de Microsoft “Juego Limpio” que tiene como objeto combatir la “piratería” de software y recuperar los valores de legalidad, honestidad y transparencia dentro de la comunidad.

Y es la comunidad la que debe sentirse protegida del mundo de la piratería. Por eso Microsoft convocó a los artistas más reconocidos en el país para mostrar las dimensiones del problema. Así, cantantes, escritores, artistas, militares y deportistas recibieron un reconocimiento de Microsoft y el Ministerio de Defensa por su compromiso con un país legal. Los ‘héroes’ manifestaron que mantendrán la pelea contra la piratería y ofrecerán mejores obras y productos a los colombianos.

“Tener el 51% de piratería en libros es tener un país de bandidos”, señaló el escritor Germán Castro Caycedo, y uno de los galardonados, quien invitó a las autoridades a empezar la lucha desde la inteligencia y recordó que “el libro hecho por bandidos estafa primero al comprador, porque mínimo le faltan 16 páginas”.

Por su parte, el actor Jorge Enrique Abello compartió una anécdota de su juventud y explicó que a partir de ese momento entendió que “cada vez que uno compra pirata adquiere un conocimiento mutilado, un conocimiento pirata”.

“En Colombia, somos muchos los que apoyamos el talento y son más los talentosos”, concluyó Adriana Restrepo, presidenta de la Asociación Colombiana de Productores de Fonogramas, quien invitó a persistir en la lucha contra la piratería, delito al que calificó como “un desastre económico que desincentiva cualquier ánimo de crear y tiene tremendas consecuencias culturales”.

Juan Carlos Monroy Rodríguez, director general de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, aseveró que "el mayor recurso de Colombia es el ser humano y su creatividad, la forma de convertir ese recurso en generación de empleo y riqueza la brinda el respeto al derecho de autor”.

Paula Jaramillo, representante del Sector Audiovisual, aseguró que “hablamos de cuatro millones de películas incautadas al año, lo que representa un ingreso de 20 mil millones de pesos para los piratas, para los ilegales o para los grupos armados. Y esto es sólo lo que estamos incautando”.

Fernando Gaitán, libretista, sotuvo que “cada vez son más débiles las fronteras entre lo legal y lo pirata. Los esfuerzos deben radicar en hacer estos límites mucho más evidentes”.

Oscar Julián Ruiz, arbitro, aseguró dijo:  “Quiero resaltar el esfuerzo de las instituciones del Estado y recordar que mientras haya compradores, habrá productores. Por el bien de las empresas, de los productos, de lo nuestro… juguémosle limpio al país”.

Lucas Arnau, cantante dijo que “es difícil explicar a una persona con bajo poder adquisitivo por qué no comprar pirata. Por eso el reto está en los que sí sabemos por qué no comprar estos productos… somos nosotros quienes debemos liderar esta propuesta”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?