| 6/12/2012 7:00:00 AM

Poder adquisitivo de los colombianos impulsa la industria

La entrada en vigencia de tratados comerciales con dos de las más importantes economías del mundo –Estados Unidos y Europa- impone un compás de espera para hacer las proyecciones de este año en el sector alimentos, aunque dos de las firmas más destacadas siguen creciendo en el mercado tanto interno, como foráneo.

Aunque los empresarios no prevén un gran impacto en el consumo interno en el sector de alimentos durante el segundo semestre del año, creen necesario revisar con cautela la evolución de las importaciones de productos finales, así como la de importación de insumos y materias primas, aun cuando en este último aspecto, la industria nacional seguirá comprándolas desde que haya disponibilidad y condiciones sanitarias y de calidad.

Así lo asegura la directora de la Cámara de Alimentos de la Andi, María Carolina Lorduy, quien además dice que para 2012 ve una industria jalonada por la propia dinámica de la economía y, en particular, por el incremento salarial del mínimo por encima de la inflación.

Sin embargo, acepta que en algunos subsectores productivos del sector se evidencia una baja competitividad, producto de décadas de un mercado cerrado e inflacionario, mientras que importantes empresas alcanzan crecimientos importantes.

Pero ahora, afirma que la apertura del país a los mercados globales debe tener efectos claros: abaratar los insumos para la producción primaria en Colombia.

“El ingreso de materias primas para alimentación de animales y para producción de alimentos con costos más cercanos a los internacionales, indudablemente puede tornarse en un atractivo, así como el efecto regulador de los precios internos que se produce casi de forma automática ante la posibilidad de importar materias primas e insumos con bajo o ningún arancel”, explica Lorduy.

Frente al TLC con Estados Unidos, específicamente, advierte que la industria tiene el reto de acceder al mercado americano y defender el propio.

Frente al primero, “ya se contaba con acceso por varios años al mercado americano por el Aptdea y algunas de las marcas y productos Colombianos tienen un recorrido en ese país, por lo que será necesario seguir desarrollando la distribución y apoyando dichas marcas con innovación, inversión al consumidor y a los clientes”, dice la directiva de la Andi.

Sobre la defensa del mercado propio, sugiere trabajar duro individual y colectivamente con todas las cadenas productivas agroindustriales, para asegurar la competitividad permitiendo el acceso a insumos competitivos y fortaleciendo tanto la cobertura de distribución, fidelización de clientes, innovación y, eficiencia en costos.

Además, “es importante la inversión en las marcas, tanto en infraestructura como en la relación con los consumidores y clientes, para asegurar el reconocimiento y la preferencia al momento de competir abiertamente con los jugadores americanos”, concluye.

Las grandes empresas

En el primer trimestre del año la compañía vallecaucana de alimentos Colombina logró ventas netas consolidadas por $315.371 millones, superando en 9% la cifra alcanzada en el mismo período del 2011.

En el mercado nacional las ventas netas fueron $216.177 millones, creciendo 9%, mientras que en el mercado internacional alcanzó $99.194 millones, superior en 8%, a pesar de la revaluación del peso, cercana al 5%, el promedio entre los dos períodos.

La utilidad bruta en ventas creció 15% respecto el mismo período del año anterior, logrando $119.039 millones. En tanto, los gastos operacionales fueron por un monto de $77.311 millones, con un crecimiento del 11%. La compañía informó que continúa desarrollando acciones para mantener un adecuado control de los gastos.

Por su parte, Grupo Nutresa y sus compañías subordinadas destacaron un notable crecimiento en ventas en Colombia y un importante incremento en la rentabilidad operativa. Las ventas totales consolidadas fueron de $1 billón 237.546 millones, 7,7% más que las obtenidas a marzo de 2011.

En cuanto a las ventas en Colombia, éstas alcanzaron $889.983 millones, lo que representa un incremento de 10,9%. Este destacado crecimiento es resultado del éxito de la estrategia comercial de los negocios del Grupo y la buena dinámica de consumo que vive el país.

Fuera de Colombia, las ventas crecieron 4,6%, para alcanzar US$193,2 millones, lo que representa 28,1% de las ventas totales. Se destacan los crecimientos medidos en dólares en Panamá [+20,3%], Perú [+14,2%] y Estados Unidos [+8,4%]. El ritmo de crecimiento de las ventas internacionales es menor, en este trimestre, al observado en los anteriores por el lento inicio del año en el mercado de golosinas de chocolate en México.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?