| 6/9/2009 12:00:00 AM

Obama busca manto de responsabilidad fiscal

El presidente Barack Obama llamó al Congreso el martes a aprobar nuevos límites sobre recortes tributarios y programas de gasto para evitar agrandar el déficit fiscal.

WASHINGTON  - Obama instó la aprobación de la legislación denominada "prepago", que requeriría que cualquier nuevo recorte fiscal o programa de gasto automático sea financiado dentro del presupuesto.

"El principio del 'prepago" es muy sencillo. El Congreso sólo puede gastar un dólar si ahorra un dólar en otro lado", dijo Obama en un discurso en la Casa Blanca, al que asistieron muchos miembros demócratas del Parlamento.

"Los aumentos en los fondos para programas sociales y los recortes fiscales deben ser pagados. No son gratis", dijo Obama, criticado por los republicanos por proponer una pesada agenda nacional que incluye la reestructuración del sistema de salud, el estímulo a la educación y el combate al cambio climático global.

La Casa Blanca ha estimado un déficit presupuestario para este año de US$1,84 billones o un 12,9 % del producto interno bruto.

Los republicanos han advertido que programas como el que se propuso en salud sumarían déficit en el presupuesto por los años que vienen y criticaron además el plan de estímulo de US$787.000 millones de Obama, aprobado por el Congreso en febrero.

El presidente estadounidense arguye que mucho del déficit en el presupuesto es herencia del Gobierno anterior, del republicano George W. Bush, que gobernó sobre un cambio desde los superávits históricos a grandes incrementos en el déficit aumentados por la crisis financiera y el gasto en la guerra de Irak.

"Las temerarias políticas fiscales del pasado nos han dejado en un hoyo muy profundo", dijo Obama. "Salir de allí requerirá tiempo y paciencia y decisiones difíciles", afirmó.

Obama, que ha dado el empujón para renovar el sistema de salud como prioridad principal, ha buscado calmar los temores de algunos demócratas acerca de su impacto en el déficit.

Los crecientes déficits se han vuelto además un temor creciente para los mercados financieros.

El "prepago" legal ha recibido apoyo de líderes demócratas de la cámara baja como su presidenta, Nancy Pelosi, pero la propuesta de Obama se encontró con resistencia de un demócrata importante en el Senado, lo que podría dificultar su avance, ya que un senador puede bloquear o detener la legislación.

"El 'prepago' puede evitar la aprobación de nueva legislación que empeoraría el déficit, pero no trata los déficits y la deuda proyectados bajo la política existente", dijo el senador Kent Conrad, presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado.

El representante Eric Cantor, republicano de Virginia, dijo que Obama había llevado adelante un "gasto histórico" durante sus primeros cinco meses en el cargo.

"Así que para nosotros, sentarse acá y escuchar que la Casa Blanca dice 'tenemos que ser responsables, tenemos que pagar por lo que estamos haciendo', creo que le falta credibilidad", dijo Cantor.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?