| 3/16/2006 12:00:00 AM

Nuevo oriente para Sun

Superando el ocaso que significó la explosión de la burbuja de internet en la década pasada, Sun Microsystems despunta tras las oportunidades en la industria de la telefonía móvil. Java brilla.

En el Congreso Mundial 3GSM 2006 -el más importante del mundo de las comunicaciones móviles-, que se celebró en la segunda semana del pasado febrero en Barcelona, Sun Microsystems brilló con varias noticias de lanzamientos de nuevas tecnologías que impulsarán varios avances en telefonía celular. Java se consolidó como el principal software de aplicaciones para teléfonos de cualquier marca, y como la plataforma clave para desarrollo de contenidos en tecnología móvil. Un buen inicio de año. Un amanecer de año que le permite a la compañía pensar en un buen balance para la primera mitad de su año fiscal 2005-2006 al terminar este mes.

Sin embargo, los buenos tonos de este arranque de año no han sido la médula de su historia. Hasta ahora, su línea de vida está atravesada por días de verano que la hicieron brillar en la industria tecnológica y otoños fríos y grises que le hicieron perder varios millones de verdes dólares. Hoy se la ve florecer de nuevo en un campo que conoce bien, Internet, solo que hoy brilla en otro formato.

Mirando un poco atrás, hacia 1995, vemos que la compañía dio a conocer el hoy destellante 'Java', un desarrollo de software que, incluido en los navegadores, permitía ejecutar aplicaciones sobre cualquier plataforma computacional. Es decir, un usuario podía realizar un desarrollo en su computadora, y al publicarlo en Internet podía ser accesado por máquinas que trabajarán con cualquier sistema operativo. Esto permitió a los sitios de Internet ser interactivos, pidiendo información al usuario con lo cual personalizaron el servicio. Una verdadera oportunidad para el naciente negocio.

Al mismo tiempo, el sistema operativo Solaris y sus servidores sobre Unix conquistaban a los desarrolladores y empresarios del mundo de las punto com. Eran los tiempos del boom de internet, y sin lugar a dudas Sun Microsystems era sinónimo de calidad y tecnología de punta para la naciente industria virtual. Terminaba el siglo XX, pero iniciaba una nueva era para el mundo. Se amasaban millones y Sun los ganaba sin problema. Con el nuevo siglo, las inversiones se fortalecieron y nada parecía ir mal. En el brillante verano del año 2000, Sun mostraba títulos en bolsa con una cotización que crecía hasta los US$65. La firma se concentró en el desarrollo de servidores de grandes capacidades, lo que significaba que estaba en el negocio de las maquinas más costosas, lo que a su vez representaba grandes, muy grandes entradas por cada venta (un servidor promedio de la competencia costaba US$5.000, un Sun US$250.000).

Pero debía llegar el otoño. Lo que parecía una gran industria explotó y con ella todo lo que la había impulsado a su climax. La burbuja de Internet llegó a su tensión máxima, los negocios punto com dejaron de florecer y muchas empresas quedaron postradas. Días grises se vinieron encima y Sun Microsystems sintió el frío que recorrió los mercados mundiales. Entonces el invierno se prolongó durante más de dos años hasta alcanzar en octubre de 2002 la marca de US$2,34 por título, la más baja en 10 años. Una pérdida de un 96 % de su valor. Pero el cliché dice que después de la tormenta viene la calma y siempre es seguro que brillará el sol. Y como buen cliché, no se puede escapar de su obviedad. Para marzo de 2003, Sun mostraba una ligera pero sostenida recuperación y cotizaba a US$3,30 según los registros de Wall Street. Para mediados de ese año, Mark Tolliver, responsable del área de estrategia de la empresa (quien ya poseía en su cartera casi 200.000 papeles de Sun), anunció la compra de otros 176.000 títulos de la firma por valor de US$500.000, al tiempo que se consolidaban las alianzas para soluciones integrales con Cisco, Apple y Oracle. Si bien las calificadoras, siempre tan institucionalmente cautelosas, aún no mejoraban sus rangos de inversión, analistas independientes empezaban a hablar de que era el momento de comprar papeles de Sun, antes de que su nuevo brillo costará más. Y no se equivocaron.

Buenos días

Aunque los títulos todavía no llegan ni al 50% del valor de su época dorada, y su mejoría ha sido parca, se ha sostenido hasta hoy. El cierre del año fiscal que terminó en 2005 mostró menores fluctuaciones, llegando a los US$2.730 millones -un 3,7% más que en el ejercicio de 2004- y permitió cotizaciones de sus papeles cercanas a los US$4. Esta semana, la primera de marzo, la cotizaciòn llega a US$4,43, luego de su mejor cotización en más de 3 años al registrar US$4,71 en la segunda semana de enero de 2006.

Lo más importante, es que las nuevas divisiones de Sun Microsystems como Storage Technology y SeeBeyond Technology, muestran ingresos crecientes y la tecnología Java se consolida como estándar líder dentro de la industria celular y como el eje de los nuevos negocios de contenido que se vienen creando para esta, un ejemplo de esta fortaleza es que Java está soportado por una gran comunidad de desarrolladores en todo el mundo, reunidos en el 'Java Community Process', una organización estándar, abierta. Además, sigue rodeándose bien, como lo demuestra el anuncio del año pasado junto a Google, sobre el proyecto para colaborar en el desarrollo de un software de código abierto disponible vía web, en una operación que busca quitarle espacio a Microsoft en su negocio estrella.

Estos avances muestran el nuevo oriente de este sol tecnológico, y se hicieron tangibles en el 3GSM 2006 como lo anotamos en la apertura. En su juego, Sun muestra que le apuesta a estándares abiertos, aplicaciones con capacidades Java más versátiles y avanzadas que otros desarrolladores y servicios basados en IP, una baraja que indiscutiblemente busca el liderazgo del nuevo campo de internet: los celulares. Allí es donde habita la convergencia, o mejor es donde adquiere vida este concepto, pues la televisión móvil salta como una realidad (que lo diga Telefónica), mientras la vitalidad de la música para móviles es una verdad evidente, en tanto que los primigenios desarrollos de mensajería e información on líne se masifican, al punto que aquí en Colombia ya lo podemos disfrutar, y cuya importancia radica en que son la puerta de entrada para el resto de servicios y contenidos.

La Joya de la corona

Como lo hemos dicho una y otra ves en este artículo y otros, la convergencia de las redes de datos y las telecomunicaciones ha generado nuevas oportunidades de negocio para los proveedores. Su éxito se basará en la introducción constante de nuevos e innovadores servicios basados en tecnología IP, con el fin de atraer nuevos clientes y fidelizar a los ya existentes. Lo estratégico en este contexto, será controlar el costo de escalar la infraestructura para introducir un nuevo servicio que a menudo pesa más que las posibles oportunidades de ingresos percibidas.

"Sun está liderando la próxima generación de infraestructuras de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones, lo que permite a los operadores beneficiarse de las nuevas redes convergentes basadas en tecnología IP, y en línea con esto, hemos trabajado en nuevos desarrollos que responden a la necesidad de hacer eficientes las mayores inversiones que deben realizar las Telcos", explica Mike Douglas, Director de Mercadeo de Sun, quien estuvo de visita por Colombia a propósito del 100 City Road Tour.

Bajo la premisa de permitir a las Telcos mayores alcances de su infraestructura sin que esto represente inversiones descomunales, Sun presentó su nueva línea de procesadores UltraSPARC T1, que "reducirán drásticamente el número de servidores blade necesarios para crear infraestructuras de redes 3G y arquitecturas de servicios IP de alta capacidad, lo que ahorrará a los operadores millones de en costos de adquisición de sistemas, alimentación, ventilación y espacio", según Douglas.

"Este desarrollo es ideal para arquitecturas de telecomunicaciones, donde el espacio para la placa de bladeserver y otros servidores es limitado, el nuevo procesador UltraSPARC T1 hará posible un rendimiento global mucho mayor que el de cualquier otro blade. Esto permitirá a los proveedores de equipamiento y operadores soportar un número de llamadas y servicios sin precedentes. Solo muestra ocho núcleos, por lo que se trara del procesador más denso y eficiente para el mercado de las telecomunicaciones, lo que se traduce en que consume sólo 70 vatios, frente a los 150 vatios de media que consumen muchos procesadores actuales, esto es una gran fórmula de ahorro para las Telcos si tenemos en cuenta que podrán atender mayores demandas de procesamiento por servicio sin necesidad de aumentar las inversiones de infraestructura ya montada", concluye Douglas.

Con este nuevo desarrollo, Sun busca fortalecer su trabajo no solo en las interfaces de la industria de las telecomunicaciones, sino además llegar al mismo corazón de las Telcos. En octubre tomaremos su pulso luego de andar un buen trecho en su nuevo amanecer.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?