La salud, su mejor inversión

| 12/18/2000 12:00:00 AM

La salud, su mejor inversión

Los ejecutivos no solo tienen privilegio sobre las decisiones en las empresas. También lo tienen sobre las enfermedades de alto riesgo.

Ser un gran empresario o un alto ejecutivo es el sueño de muchos hombres y mujeres de hoy. Pero, ojo, porque así como estos dos estilos de vida pueden traer muchas satisfacciones personales y profesionales, también tienen unos costos muy altos, y uno de ellos es la salud. Los altos grados de tensión que manejan, combinados con una vida que suele ser sedentaria o con malos hábitos alimentarios, hacen que los empresarios y ejecutivos sean más vulnerables a decenas de enfermedades.

María Michelsen, directora de la unidad de chequeo médico para ejecutivos de la Clínica del Country, afirma que el riesgo cardiovascular es el más recurrente entre los ejecutivos que asisten a esta institución. En las estadísticas médicas del último año, un 35% de los pacientes ha presentado enfermedades de este tipo, además de altos niveles de triglicéridos y colesterol. Y las enfermedades gastrointestinales, como la úlcera y la gastritis, ocupan el segundo lugar con un 32%.



El sobrepeso está en el tercer lugar y las razones que los especialistas de esta institución dan para que el 30% de sus pacientes sufran de obesidad, van desde la ansiedad que puede ser producida por el estrés, hasta las más relacionadas con su trabajo, como el gran número de comidas y almuerzos a los que tienen que asistir por su cargo. Pero el gran culpable no es solo el trabajo, pues todas estas enfermedades están directamente relacionadas con el estilo de vida que lleve la persona.



El alcohol también tiene su parte. Y aunque la mayoría de los ejecutivos se declaran bebedores sociales, se podría creer que entre ellos más de uno tiene problemas de alcohol y no los reconoce.



Entre los especialistas más visitados por los ejecutivos que se practican chequeos médicos, están el cardiólogo con un 40,8%, y el nutricionista con un 23%. La razón de tan elevado número de visitas al nutricionista es la obesidad.



Por otro lado, no hay que descartar que se presenten enfermedades relacionadas con ingestión de toxinas en el oxígeno, disminución auditiva, o problemas de columna, que si bien tienen que ver más con otro tipo de rango en la organización, también afectan a los empresarios y ejecutivos de alto nivel. Todo depende del tipo de empresa en la que trabaje.



¡Qué estrés!



El estrés forma parte del paquete que viene con los puestos altos, tanto como el buen sueldo y el respeto de la organización. Sus manifestaciones tienen alto impacto en la calidad de vida de los empresarios: dolores de cabeza, gastritis, dolor en el cuello y la espalda, opresión en el pecho, ansiedad e insomnio. Hoy, resulta inevitable manejar altos niveles de estrés.



Entonces, ¿qué se puede hacer para aliviar un poco la presión causada por el estrés? La alimentación es parte de las condiciones para soportar las tensiones. Una persona mal alimentada, ya sea por comer mucho o por comer poco, probablemente maneja un nivel de estrés más alto del que pueda tener una con alimentación adecuada. La clave está en consumir al día carnes blancas y rojas, tres porciones de fruta, dos de verduras, una sola harina por comida, leche, kumis, cuajada o yogurt bajos en grasa, mucha agua y alimentos ricos en fibra.



Aunque una alimentación adecuada es indispensable, no es suficiente. Llevar una vida sedentaria y sin ningún tipo de actividad diferente al trabajo es uno de los mejores amigos del estrés. Mónica Dávila, gerente de Marathon Spa, sostiene que solo una buena alimentación no sirve. Para ella, la clave para llevar una vida más saludable está en la combinación de varias cosas: una dieta balanceada, una rutina diaria de ejercicios y, lo más importante, un sistema de relajación y meditación. "Es importante sacar un tiempo diario para nosotros mismos. Tomar aire puro varias veces a la semana es ideal", afirma Mónica.



Para lograr el éxito en el mundo empresarial hay que tener buena salud y manejar elevados niveles de energía y resistencia física. Esto no se logra por accidente. Un ejecutivo que aspire a una larga trayectoria empresarial debe programar su actividad y hallar el espacio y la disciplina para una buena nutrición, hacer el ejercicio y realizar actividades que alivien el estrés. De nada vale construir una gran empresa, si el costo es un infarto. La buena salud es parte del éxito.



Los puntos débiles de los empresarios y ejecutivos



Cabeza



Según los expertos, los dolores de cabeza se deben a la exposición a altos niveles de tensión.



Sueño



Según los expertos, el insomnio es una de las principales dolencias de los ejecutivos. Da como resultado bajo rendimiento y cansancio permanente.



Cuello



El dolor en cuello y en los hombros producidos por el estrés y el cansancio son muy frecuentes, y más aún en personas que no hacen ningún ejercicio relajante.



Corazón



El riesgo de sufrir infarto o enfermedades relacionadas con el corazón se incrementa en las personas que manejan grandes niveles de tensión y estrés.



La hipertensión arterial es otra de las enfermedades frecuentes entre los ejecutivos.



Estómago



En general, las enfermedades del estómago son más frecuentes de lo que se cree. La gastritis,

la úlcera y los problemas de colon irritado son el resultado de manejar un alto nivel de estrés combinado con malos hábitos alimenticios.



Columna



Las arduas jornadas frente a un computador se han convertido en el enemigo número uno de la columna.



Articulaciones



Las malas posiciones y el estrés generan dolores en las articulaciones, sobre todo en las muñecas y las rodillas.



Muñeca



Las personas que por su trabajo hacen uso continuo del computador, tienden a sufrir tendinitis en la muñeca.



¿Cómo reducir el nivel de estrés en el trabajo?



El trabajo está entre las principales causas del estrés. Por eso, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones para reducir el nivel de estrés en este lugar:



Es recomendable tomar entre 8 y 10 vasos de agua en el día y evitar el exceso de cafeína.



Hay que recordar que la alimentación es un factor decisivo. Por eso, no se salte ninguna comida y tenga comidas saludables en su escritorio.



Es bueno descansar de 5 ó 10 minutos varias veces al día, oír música relajante o simplemente estar en silencio.



Preocupación por la salud



¿En qué piensa la gente cuando se le pregunta por la salud? Según el estudio Yankelovich Monitor en Colombia 1999, no hacer suficiente ejercicio, el humo del cigarrillo de otras personas y que la familia no esté comiendo alimentos nutritivos son las principales preocupaciones de las personas en cuanto a salud.



No hacer suficiente ejercicio es el factor que afecta a más número de personas. En total, un 70% de las 1.300 personas consultadas para el estudio se preocupa por este factor, lo que indica que el ejercicio --más que ser una actividad relacionada con el cuidado estético-- se ha convertido en un hábito de buena salud.



La segunda preocupación en la que coinciden más encuestados es el humo del cigarrillo de otras personas, con un 56% de respuestas.



Y que la familia no esté consumiendo alimentos nutritivos ocupa el tercer lugar. Mientras que entre los hombres no hacer suficiente ejercicio tiene mayor peso, la alimentación de la familia es más importante para las mujeres.



Entre otros factores que afectan la salud según las personas consultadas por el estudio están mantener un peso adecuado para la estatura, tener suficiente descanso, respirar mucha contaminación y tomar alcohol en exceso.



A la hora de comer



Si va frecuentemente a restaurantes, trate de llevar una dieta balanceada. Lo mejor es evitar el exceso de grasas animales, las salsas y los postres. Recuerde que también hay ricas ensaladas.



Por el contrario, si su trabajo no lo deja salir a comer a horas habituales, la solución es la lonchera. De esta forma, puede seguir una dieta equilibrada y no tendrá que pedir una hamburguesa o un perro caliente.



Estas son algunas recomendaciones generales, pero lo ideal es que saque tiempo y visite a un especialista par que le dé una dieta adecuada para su estilo de vida, estado físico y edad.



El ejercicio



Para los amigos de los gimnasios y los que están pensando entrar en uno, el consejo es no tratar de hacer todo desde un comienzo. Un instructor le podrá recomendar la rutina adecuada para empezar e ir avanzando gradualmente. Así mismo, una visita periódica al médico deportólogo es clave.



Si no asiste a ningún gimnasio, una buena solución para hacer ejercicio es salir a caminar media hora diaria y, ojalá, en un parque. Esto le sirve no solo para mejorar su estado físico sino que, además, le permite respirar aire puro y recibir un poco de sol.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.