| 3/17/2009 12:00:00 AM

La estrategia de Olímpica

Cómo maneja su estrategia para enfrentar la crisis la tercera cadena comercial más grande del país. Precios y compras de empresas encabezan la lista.

¿Cómo competirá la cadena de supermercados Olímpica este año? Este negocio vende en Colombia algo más de $2,7 billones en el país, una cifra no muy lejana a la de Carrefour, que ocupa el segundo lugar en ventas en el país y bastante mayor que las de Alkosto y La 14 que le siguen en la tabla en el cuarto y quinto lugar.

Al parecer Olímpica escogió dos estrategias típicas para tiempos de dificultades. Vender con descuentos y crecer por adquisiciones.

“Nuestro lema es precios bajos, siempre”, explica Carlos Barrera, gerente de la operación de la empresa en Bogotá. El crecimiento la cadena este año se moverá mucho sobre esta estrategia.

Los eventos mensuales en los que hay descuentos especiales, son una parte del plan. Además la tarjeta de fidelización les permite a sus tenedores acceder a mejores precios.

Una segunda opción, menos visible sería el de la compra de empresas. La cadena tiene una larga historia de crecimiento por adquisiciones. Compró La Galería en Cali, Euro Supermercados de Sincelejo y once establecimientos del Éxito y Carulla en 2007. Luego La Canasta del Norte y Merkando a final del año pasado y La Economía en La Virginia, Risaralda, en febrero. Al parecer se verán más jugadas de esta naturaleza este año siempre que haya alguna oportunidad interesante.

Por ejemplo, los observadores del mercado encuentran que Olímpica no ha llegado aún a Bucaramanga y Cúcuta, que pueden ser dos ciudades perfectas para nuevas aperturas o compras.

Desde 2005 Olímpica tiene una operación en Costa Rica en el supermercado Megasuper. No hay decisiones claras sobre expansiones en el exterior, pero la puerta no está cerrada. “Si hay oportunidades de compra las evaluaríamos”, dijo Carlos Barrera.

Con los proveedores
Los proveedores no deberían ver cambios fuertes en la política de compras de Olímpica. “Somos aliados. Indiscutiblemente los invitaremos a todos los eventos”, dijo Barrera.

Pero a la vez, el supermercado continuará fortaleciendo su programa de marcas propias. Hoy deriva cerca del 7% de sus ingresos de la venta de productos con su marca. Este año tratarán de ampliar este porcentaje en muy buena parte de las categorías que manejan, incluyendo además de alimentos, textiles, electrodomésticos y elementos de aseo.

También puede haber una variación en la composición del portafolio de productos importados, que han subido de precio por efecto de la devaluación. Pero, como lo advierte Carlos Barrera, ese cambio en la composición de su oferta de productos depende completamente de lo que quiera el consumidor. Si siguen comprando importados, no habrá modificaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?