| 9/25/2006 12:00:00 AM

Intercambio de información

Steven Koegler y Sergio Quiroz de PricewaterhouseCoopers Advisory explican la importancia del intercambio de datos entre las entidades y las alternativas que existen en el mercado.

La tecnología tiene múltiples oportunidades de ser maximizada para simplificar y acelerar los procesos actuales de preparación, intercambio y análisis de la información financiera. El entorno actual está caracterizado por procesos poco eficientes que requieren digitar dos veces los datos, o procesos manuales de transferencia de datos que consumen una gran cantidad de tiempo y recurso humano. Este es el día a día de la mayoría de entidades que requieren realizar sus reportes de información financiera hacia las entidades reguladoras. Estas, a su vez, requieren que la información presentada por las entidades sea completa, exacta y confiable.

Los entes reguladores y las organizaciones comparten retos comunes en sus funciones de reportes corporativos:

- Obtener datos que puedan ser ingresados automática y fluidamente en los sistemas de información sin necesidad de volver a digitar los datos o ejecutar otros procesos de “transformación” de la información.
- Reducir los costos a través de la automatización de las actividades de rutina.
- Rápida y automáticamente identificar errores y problemas en la captura de la información.
- Validar, analizar y comparar los datos de una manera ágil, eficiente y confiable.
- Enfocar los esfuerzos en los procesos de análisis y toma de decisiones en lugar de hacerlo en la manipulación de los datos.
- Promover procesos de captura y análisis de la información eficientes y que permitan ahorro de costos.

Los costos asociados a los procesos actuales en el manejo de la información financiera, con frecuencia limitan el rango, la naturaleza y la frecuencia de la información considerada para el análisis por parte de los inversionistas. Adicionalmente, las plataformas tecnológicas para reportar información financiera atan a las organizaciones a mantener sus sistemas de información dependientes de terceros propietarios de software, y esto exige gastos constantes en mantenimiento, soporte y actualización de los sistemas de información según el comportamiento y requerimientos de los organismos reguladores.

Los requerimientos de reportes impuestos por los entes reguladores surgen de la necesidad de tener la información financiera de las compañías para diferentes propósitos. Uno de los propósitos es un análisis transparente, independiente y objetivo de la información para el mercado, que provea medidas estándar sobre la salud de una organización. Esta información es compartida con terceros como analistas u otros entes reguladores, para identificar falencias evidentes en la gestión de una compañía.

Otra de las principales razones está ligada al gobierno corporativo y al control interno, donde para asegurar que no existan fraudes corporativos, las compañías deben reportar su información de manera consistente a los entes reguladores. Es interesante recordar que en la época del fraude de Enron, Jeff Skilling fue grosero con un analista al decir este que Enron era la única empresa que no proveía un estado de flujo de fondos con utilidades. Estos problemas se reducen con nuevos estándares de intercambios de datos – como tecnología habilitadora – y nuevos requerimientos de reporting – como el proceso de negocio fijado por entes reguladores

Las organizaciones líderes en el mundo han descubierto la importancia de los beneficios de un buen gobierno corporativo, donde un adecuado marco de control interno se ha vuelto imprescindible para asegurar la creación de valor y para evitar grandes pérdidas y situaciones incontrolables como las vividas en compañías como Enron, Tyco y Worldcom; donde la falta de un adecuado control interno llevó a estas compañías a situaciones de crisis.

De tal manera, han surgido también alrededor del mundo estándares para gestión de riesgos y control como el acuerdo de capital de Basilea , COSO II, la norma Australiana y Sarbox (Sarbanes-Oxley Act), por mencionar algunas; todas con requerimientos de cumplimiento estrictos, ligados principalmente a proveer información y a mejorar el control interno. Pero hay un elemento clave dentro de este engranaje que impacta los sistemas de gestión de riesgos y de control interno de manera transversal, que puede representar oportunidades para mejorar estos sistemas pero pueden también representar la aparición de riesgos nuevos y complejos: la tecnología y su aprovechamiento en la cotidianidad de los negocios.

El nuevo acuerdo de capital de Basilea II (ver gráfico), si lo tomamos como una mejor práctica para medición y gestión de riesgos, presenta tres pilares básicos que podrían ser aplicables a diferentes tipos de organizaciones:

· El pilar cuantitativo, que propone la implementación de modelos de medición de riesgos con el objetivo de determinar el capital requerido por las organizaciones para responder ante situaciones adversas.
· El pilar cualitativo, que plantea la necesidad que los entes reguladores estén alineados con las mejores prácticas de supervisión, adecuados sistemas de gestión de. · El pilar de disciplina del mercado, que fomenta, por un lado, la transparencia ante el mercado de la situación de riesgo de las organizaciones, y fomenta el compartir información de pérdidas operacionales entre las instituciones de mercados similares para lograr obtener mejores resultados en la medición cuantitativa de sus riesgos.

En cada uno de los tres pilares que plantea Basilea II, la tecnología juega un papel de suma importancia en la medición y análisis de la información de riesgos, en el proceso de supervisión y en las prácticas de “disclosure” o revelación de información. La tecnología es el medio por el cual las organizaciones pueden realizar todas estas actividades de una manera oportuna y eficiente, pudiendo interconectar las diferentes soluciones tecnológicas – tanto dentro de la organización como con sistemas externos – para compartir información valiosa, eliminando procesos manuales e ineficientes que representan grandes riesgos operacionales.

Es de esta forma como la comunidad financiera internacional viene desarrollando un estándar abierto de internet y libre de licencias que permita a las organizaciones como a los reguladores mejorar los procesos actuales en el manejo de los datos financieros y que soporte los requerimientos actuales en materia económica. Es esta diversidad de factores que llevaron al sector financiero mundial ha desarrollar e implementar el estándar abierto XBRL (eXtensible Business Reporting Language).

Según el organismo de administración mundial del estándar, el Consorcio Internacional de XBRL; XBRL es: “Un lenguaje para la comunicación electrónica de datos financieros y de negocios, que provee beneficios en la preparación, análisis y comunicación de la información corporativa. Ofrece ahorros de costos, gran eficiencia, mejora la exactitud y confiabilidad a los usuarios que proveen o hacen uso de datos financieros”.

Los beneficios en la utilización de estándares abiertos, como XBRL son el soporte y aceptación de los participantes, la transparencia, independencia e interoperabilidad.

Entre los proyectos más sobresalientes en la implementación del estándar existen:

Proyecto “The Dutch Taxonomy”: El Gobierno holandés ha expresado su ambición de alcanzar una reducción del 25% de la carga administrativa total en 4 años. El resultado de está reducción es un valor de 4 billones de euros. La carga administrativa se calcula multiplicando los costos que una compañía debe realizar por el número de compañías que deben cumplir con las obligaciones de regulación. Es decir, si una compañía gasta 3,000 euros para generar sus estados financieros anuales y 250.000 empresas deben generar igual información, la carga administrativa es un valor de 750 millones de Euros.

El proyecto es un esfuerzo realizado por el Ministerio de Economía de Holanda, el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Finanzas que hacen uso del estándar XBRL para lograr está carga administrativa.

Proyecto COREP de la Comisión Europea de Supervisores Bancarios (CEBS): El Comité Europeo de Supervisores Bancarios inició (2004) una consulta formal con la industria bancaria para lograr un marco común para el reporte de las proporciones de solvencia (COREP) de las instituciones de crédito.

Algunos de los bancos más grandes del mundo se encuentran implementando XBRL para la evaluación de riesgos de crédito, incluyendo a Bank of America, Banco de España, Dresdner Bank Group y el Deutsche Bank. En todos ellos, PricewaterhouseCoopers ha acompañado en la creación y mejoramiento de los procesos mediante el uso de XBRL.

XBRL es el futuro del manejo de la información financiera y Colombia mediante las iniciativas del Ministerio de Hacienda y Crédito Público en coordinación con la Dirección de Tecnología de la entidad; viene realizando investigaciones tendientes a demostrar la viabilidad del estándar para el sector económico colombiano, siguiendo las mejores prácticas de adopción realizadas por diversos países a nivel mundial.

En conclusión, los mayores requerimientos de reporting o divulgación de información por parte de entidades reguladoras, requiere que existan tecnologías y estándares de datos para transmitir esta información con las características de velocidad e integridad mencionadas. La adopción de XBRL como estándar de transmisión de datos para la proporción de información que reduzca los riesgos de las compañías y del mercado es la manera de abordar varios de los temas de cumplimiento propuestos por diferentes marcos de control como Basilea.

Steven Koegler es un gerente de PricewaterhouseCoopers Advisory en temas de Gestión Empresarial de Riesgos. steven.koegler@co.pwc.com

Sergio Quiroz es un consultor de PricewaterhouseCoopers Advisory en temas de Efectividad de Tecnología. sergio.quiroz@co.pwc.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?