| 2/22/2012 6:00:00 AM

Guerra de precios entre frutas y verduras

El “boom” de los fruver se ha acentuado en los últimos años. Estas tiendas que se especializan en ofrecer a sus clientes frutas y verduras en espacios agradables no sólo han tenido éxito por estar ubicados en los barrios, sino por ofrecer precios cómodos a sus clientes.

Entre los pioneros del negocio están los hermanos Freddy y Alonso Orjuela, quienes decidieron juntarse en septiembre de 1997 para crear la primera tienda de este tipo en el municipio de Chía: Surtifruver de la Sabana.

“Desde los 14 años tenía mi tienda de frutas y mi hermano tenía la suya, entonces decidimos juntarnos para abrir una tienda en grande. Con el paso del tiempo compramos un predio de unos 3.000 metros cuadrados y abrimos una tienda de un poco más de 1.000 metros cuadrados con parqueadero”, recuerda Freddy Orjuela de sus inicios.

La gran acogida atrajo clientes de Bogotá que iban hasta Chía en busca de las frutas y las verduras.

Fue así como en el 2000 decidieron expandir el negocio a la capital del país. “La primera la ubicamos en la Avenida Suba con 129. Nosotros llegamos a hacerle la competencia a El Gran Trigal, empresa que fue comprada por DMG”, indicó Freddy Orjuela.

El éxito del negocio ha llevado a que actualmente tengan 15 tiendas en Chía y en Bogotá, así como obtener ventas por $8.000 millones al mes, un movimiento de 400 toneladas de alimentos en promedio diariamente y 2.500 proveedores en todo el país (entre grandes, medianos, pequeños, intermediarios y los de la plaza de mercado).

La competencia

Uno de los atractivos para los consumidores es la comodidad, la cercanía y los precios que se ofrecen en los fruver.

Según Freddy Orjuela, los precios de Surtifruver de la Sabana son en promedio 20% más económicos que los productos ofrecidos en las grandes superficies, con una calidad superior. “Nuestro propósito es tener un buen precio para el cliente, pero la competencia está más en la variedad, la frescura y la calidad”, indicó.

Sin embargo, reconoce que los precios frente a la plaza de mercado son iguales o más caros.

Un análisis realizado por Finanzas Personales.com muestra que comprar las frutas y las verduras en las grandes superficies puede resultar un 53% más costoso que en las plazas de mercado y un 31% más caro que en las tiendas de barrio.

Es por esto que los consumidores han buscado otras opciones para hacer sus compras y con el paso del tiempo se han ido creando otros surtifruvers, entre los cuales se encuentra La Placita Campesina y Frutiver 1ª, que también han ganado terreno en el negocio durante los últimos años. Así mismo, tiendas de barrio han aplicado el mismo esquema para conseguir clientes.

“No sabe a ciencia cierta cuál es el factor de éxito, pero hay dos cosas para tener en cuenta: la fe en Dios y que hemos querido ser especialistas en todo lo que produce la madre naturaleza. Como dice la canción de Diomedez Díaz: No importa si eres zapatero, lo importante es que seas el mejor porque de nada sirve el doctor, si es el ejemplo malo del pueblo”, manifestó Orjuela.

Este pensamiento ha llevado a los hermanos Orjuela a traer frutas de Canadá y de Estados Unidos para sus tiendas, así como a tener la meta de empezar a exportar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?