| 10/6/2011 8:00:00 AM

Gremios optimistas por TLC con EE.UU

Luego de que el TLC fuera aprobado en primer debate por el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, se abre la puerta para que el Tratado de Libre Comercio sea aprobado completamente.

Algunos sectores del país mostraron su satisfacción por esta primera aprobación, Tulio Zuloaga, presidente de la Asociación del Sector Automotor y sus Partes (Asopartes), aseguró que “es completamente positivo, no solo para nosotros, sino para el país. Nosotros creemos que el gran beneficiado va a ser Colombia porque realmente podemos y tenemos la oportunidad de poder venderles teóricamente a 300 millones de posibles compradores que son los habitantes de Estados Unidos, de modo que es una gran oportunidad para Colombia de exportación y de vender nuestros productos de excelente calidad”.

Para el dirigente gremial el Tratado con Estados Unidos está bien negociado y después de sus 17 rondas se hicieron los ajustes necesarios. Sin embargo, a Zuloaga le preocupa que “algunas empresas se han descuidado y perdieron seis años de preparación esperando que se aprobara o no se aprobara o que se ratificara o no se ratificara, pero la verdad es que va a ser beneficioso para el país”.

Esta preocupación se debe a que algunas compañías no se tecnificaron, además de la falta de infraestructura del país.

El dirigente finalizó diciendo que “los productos americanos son algo costosos, de modo que la industria nacional va a poder competir perfectamente, vamos a tener productos de excelente calidad muy competitivos con los nacionales, de modo que el consumidor va a poder escoger tranquilamente entre el importado y el nacional en unas condiciones muy similares”.

“Un sector ganador”
Carlos Eduardo Botero, presidente de Inexmoda asegura que se va avanzando de una manera muy positiva en el camino de aprobación y ratificación del TLC con Estados Unidos.

“Faltan unos tres o cuatro pasos para que realmente tengamos aprobado este TLC, creo que la Cámara va a ser la parte más compleja, todos los grupos de oposición estarán haciendo el ejercicio para que en plenaria se haga una discusión bien grande en ese sentido”, advierte Botero.

El presidente de Inexmoda agregó que “el sector textil, confección, diseño y modas es un sector ganador con el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos porque nos va a permitir consolidar lo que existe hoy en confecciones, pero también es la oportunidad que nuevos productos que no gozan de beneficios bajo el Aptdea puedan ingresar a Estados Unidos sin pagar arancel, esto va a permitir que alianzas de largo plazo se puedan empezar a construir”.

Carlos Eduardo Botero también cree que el país tiene algunos fallos para enfrentar el TLC, “aquí lo que yo si creo que le faltó al país definitivamente es el desarrollo y cristalización de la famosa agenda interna que se empezó a trabajar cuando se comenzó a negociar el Tratado de Libre Comercio, yo creo que ahí hay una deuda muy grande desde lo político, desde los gobiernos que no podemos avanzar de manera más contundente en lo que tiene que ver con una agenda interna que iba a permitir que el país tuviera unos puertos más eficientes, un tema de infraestructura muchísimo mejor, pero de todas maneras creo que nunca es tarde y hay que empezar a trabajar ese tema”.

A pesar que el TLC se negoció en 2006, Botero considera que “en general está muy bien negociado y hay mecanismos e instrumentos que le permiten manejar alguna flexibilidad en materia de origen para productos que hoy en día ya no se introducen ni en Colombia, ni en Estados Unidos”.

El dirigente concluyó diciendo que “hoy podría decir yo que tenemos compañías mucho más eficientes, mucho más tecnificadas que hace cinco años, por lo tanto estamos esperando con gran deseo el desarrollo de este Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?