| 8/14/2010 9:00:00 AM

Gastos en ropa se mantienen

En el último año, 46 de cada 100 consumidores reportaron haber comprado igual cantidad de ropa que el año anterior, en su mayoría estos gastos corresponden solamente lo necesario. Cambiarse a una marca más económica y aprovechar los descuentos, es la tendencia actual.

Los consumidores colombianos reportan en su mayoría (46%) haber comprado igual cantidad de ropa con respecto al año anterior, el 32% compraron menos y el 22% reportaron haber comprado más.

Medellín fue la ciudad en donde la mitad de los encuestados reportaron haber comprado menos. En Cali fue en donde más se vendieron prendas de vestir, mientras que en Barranquilla cerca del 80% mantuvieron su nivel de compra.

En los últimos 12 meses las personas de estrato tres fueron las que menos dinero dedicaron a este tipo de compras. Por su parte los consumidores de estrato cuatro gastaron más en ropa.

El 45% de los encuestados indicaron que sus compras se han visto afectadas porque tienen la misma cantidad de dinero para gastar en ropa personal, en comparación con el año pasado. Lo que se convierte en una oportunidad para que los consumidores recompren y estén sensibles a las acciones de mercadeo de las marcas. Mientras que sólo el 18% tiene más dinero, que antes, para comprar estos productos.

Ante esta situación el estudio “Global Lifestyle Monitor”, realizado por Cotton Council Internacional (CCI) identificó que tras la crisis económica internacional que afectó los ingresos de los colombianos y que llevó a los hogares a una etapa de ahorro excesivo, las personas están siendo selectivas con sus compras, prefieren comprar sólo lo necesario, planean con más anticipación y en algunos casos han dejado de comprar.

Lo que más ha disminuido son los gastos en ropa formal, mientras que las compras de jeans crecen. Para este segmento y el de ropa sport (deportiva) por lo menos el 30% de los consultados para la encuesta se cambiaron a marcas más económicas o tienen planes de hacerlo.

La compra de ropa con descuentos del 20% o más se ha incrementado siendo las más alta con respecto a años pasados, esta tendencia se da principalmente por la necesidad por parte del consumidor de sentir que esta controlando su gasto en época de posible crisis. Los regalos como prendas adicionales tienen más acogida entre los consumidores.

El informe concluye que ante una situación de recesión económica los artículos que primero se eliminan de la lista es la ropa, los accesorios de moda y zapatos. Mientras que el panorama es un poco más alentador para los viajes, vacaciones, artículos electrónicos y hasta electrodomésticos.

Se estima que esta año los gastos del consumidor sobre este segmento llegarán a US$4,8, convirtiendo al país en el tercer de América Latina en gasto de ropa, después de Brasil en donde la cifra llega a los US$28,9 billones y Argentina donde suma US$9,2 billones.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?