| 8/6/2004 12:00:00 AM

Flexibilidad que genera utilidades

Las plataformas informáticas se hacen más robustas pero más flexibles en cada desarrollo, sus mejoras las llevan a crecer en beneficios, bajar sus costos y crecer en el mercado de las pequeñas empresas.

Contar con soluciones tecnológicas más que un lujo se convirtió en una herramienta indispensable de competitividad incluso básica en cualquier sector. Sin embargo, llegar a ella no ha sido un camino fácil para la mayoría de los empresarios y aún hoy son amplias las brechas entre quienes pueden invertir en grandes soluciones y quienes solo pueden pensar en la computación más básica.



Los grandes proveedores de tecnología son cada vez más sensibles a esta realidad mundial y por eso parte de sus trabajos se encaminan a producir soluciones más eficientes y sobre todo, más económicas en términos de inversión, actualización y mantenimiento a través del tiempo, lo que se conoce como costo total de propiedad.



Las tecnologías de información (TI) son el segmento de desarrollos tecnológicos que ha permitido a cada organización crear estructuras de información ordenada y altamente disponible para su consulta, envío, actualización y almacenamiento de acuerdo a las necesidades tácticas hacia el mercado. Además, han permitido a través de una gestión eficiente de los datos de cada área generar conocimiento práctico de su negocio como un activo de gran valor.



Sin embargo, la implementación de soluciones tecnológicas se había restringido al ámbito de las grandes empresas por la gran inversión que representaba. No solo implicaba costos de compra sino de integración de distintas soluciones y plataformas base o reemplazar totalmente la infraestructura instalada para darle paso a una más eficiente.



Además, se debían presupuestar costos para mantenerse al día con los avances en las distintas plataformas presentes en el mercado y las soluciones - cada vez más eficientes - que salían e implicaban una ventaja frente a su competencia para quien las tenía en términos de productividad y prestación de nuevos servicios.



En este sentido, los costos de TI eran crecientes para cualquier empresa y se le sumaron los de sostener un equipo de informática, tanto en el pago de nómina como en su capacitación.



Tales costos no dejaban de ser críticos para cualquier organización y pesaban demasiado a la hora de competir en el mercado, lo que terminó por partir en tres el universo de las empresas. Unas, altamente competitivas con altas inversiones en TI, pero claro, con un costo total de propiedad de equipos y programas creciente, que le ponía los pelos de punta a más de un gerente.



En otro nivel quedaban las empresas rezagadas en tecnología, las que no podían asumir el costo fijo de la actualización tecnológica, su administración y mantenimiento; trabajaban con soluciones actualizadas localmente mediante aplicaciones poco eficientes que programaban sus encargados de informática, trabajando sobre productos cerrados que limitaban la profundidad de los desarrollos.



Al final, quedaban (y aún sigen muchas) las pequeñas y medianas empresas que no podían siquiera concebir la compra de una plataforma base y operaban con aplicaciones primarias - tan solo de almacenamiento y administración de información en sus operaciones críticas -, además de que los costos totales para estructurar verdaderas soluciones que los hicieran competitivos eran inmanejables para sus presupuestos.



En este escenario y con factores nuevos como la necesidad de que las soluciones TI pudieran manejar la dispersión geográfica de las unidades de la empresa, desde hace unos años empezó a pensarse en plataformas que combinen la flexibilidad de un recurso abierto y la ubicuidad que permite internet.



Menor costo, más utilidad



Los grandes proveedores de soluciones de TI han entendido las necesidades crecientes de sus clientes tradicionales, pero tanbién han empezado a meterse en el mercado de clientes más pequeños pero vitales para las cadenas económicas, un mercado que tiene grandes perspectivas de crecimiento para sus operaciones.



En este sentido, han invertido esfuerzos para gestar desarrollos que presentaran características acordes a las necesidades ya no solo tecnológicas sino también financieras de sus clientes.



Con este derrotero claro, hace un lustro IBM dio el primer paso hacia una plataforma que logró no solo ser altamente integrable, sino integradora. "Frente a plataformas informáticas que presentaban un modelo monolítico de manejo y gestión de la información, se decidió responder con una plataforma extensible que simplificara además la comunicación entre las distintas áreas del negocio, haciendo disponibles los recursos de administración de clientes, proveedores, comerciales y en general toda la información que requiriera una operación dentro de la empresa, de allí salió la idea de un producto como WebSphere", explica Camilo Rojas, WebSphere IT Specialist de IBM.



Específicamente WebSphere es software de infrasestructura que permite a las compañias desarrollar e integrar aplicaciones de e-business, aplicaciones para business to business (B2B) que van desde publicar información en la Web a transacciones empresariales.



WebSphere busca integrar la forma en que se manejan clientes, proveedores, socios y empleados ya sea a tarvés de herramientas Web que mejoren la calidad de servicios, la incorporación de dispositivos móviles para que la fuerza de ventas pueda atender a sus clientes más rápidamente, o automatizar los procesos críticos del negocio para aumentar la productividad de la empresa.



Durante años la de IBM fue quizá la plataforma más completa e integradora del mercado, pero este año la proveedora mundial SAP lanzó al mercado su plataforma Netweaver, que ha venido a hacerle compañía.



"Cuando las empresas quieren crecer, piensan en un crecimiento sostenido a lo largo del tiempo. No les interesa crecer y decrecer como ciclo natural de su organización. Por esta razón era preciso que contarán con una solución que creciera con su negocio y que no implicara cambios radicales a la hora de pasar a un siguiente nivel", asegura Gustavo Trivelli, Director de Soluciones Estratégicas NetWeaver de SAP América Latina.



SAP Netwaver es una plataforma abierta de integración y aplicación (soporta y conecta diferentes software de solución) que ofrece reducción de costos de propiedad, cuyo objetivo es enlazar negocios, personas e información. Su diseño pretende ser completamente extensible e interoperar con otras plataformas, tales como Microsoft .Net e incluso IBM Websphere.



Plataformas como WebSphere y Netweaver son la respuesta a los nuevos requerimientos del mercado, no solo tecnológicamente sino financieramente.



"La mayoría de las empresas en la actualidad ya han gastado enormes sumas de dinero en software y si estiman que tienen que eliminar toda su infraestructura existente para reemplazarla con los nuevos productos, no lo harán, pues no tienen el dinero para hacerlo" destaca Trivelli.



Según los consultores, antes de pensar en las inversiones de modernización tecnológica las empresas deben definir estrategias de trabajo con los proveedores de tal forma que cuenten con la disponibilidad de una plataforma integrada que dé soporte a una arquitectura orientada hacia los servicios como se presenta generalmente en la mayoría de las empresas, de esta forma no se enfrentarán a pérdidas de información o baches en la implementación que reduzcan el alcance de la nueva plataforma. Esto aumenta la eficiencia de la inversión y asegura que los costos de mantenimiento serán los justos de acuerdo a las necesidades del negocio.



En caso de que se necesario migrar a nuevas plataformas o por lo menos la información de un área de una solución a otra, se debe exigir que la base permita realizar esta transición de una manera pausada y evolutiva, mientras logran sacar provecho de sus inversiones ya realizadas, es decir que no pare la operatividad de todos los recursos y por consiguiente paralice a la empresa. Esta estrategia apoya las exigencias de los clientes, en la medida en que la plataforma pueda ser modificada y utilizada como base de edificación, una vez haya sido establecida.



Alma de bambú



Frente a la rigidez de las anteriores plataformas las recientes WebSphere y Netweaver ofrecen posibilidades que mejoran también su utilidad a la hora de que los equipos de informática deban escalar las soluciones para soportar nuevos movimientos y volúmenes de información: la flexibilidad de bambú que ofrece el código abierto.



Con los elementos fundamentales del alma de su programación al alcance de los equipos de informática de las empresas, la mejora de las aplicaciones que corren sobre las nuevas plataformas es más profunda y precisa, además permite que su soporte a nuevas aplicaciones y software se haga a la medida y al ritmo que lo requiere el negocio.



De esta forma se han mejorado los costos totales de propiedad, pues no se deben construir nuevas arquitecturas de información para agregarle componentes, sino que con una base flexible se crecen los sistemas de administración y gestión sin necesidad de migrar, pues ahora se extiende en la medida en que se necesitan nuevas funciones.



Otra alternativa que es contundente a la hora de las sumas y las restas para decidirse por una pltaforma de estas es el trabajo de gestión y almacenamiento de información de doble vía a través de internet.



Ahora las plataformas y sus aplicaciones se pueden acceder desde lugares remotos montados en la gran red, de forma que desde un solo lugar geográfico se puede administrar toda la información de la empresa sin importar el numero y la ubicación de sus filiales y socios en el mundo.



"Un costo estratégico en las organizaciones es el de transporte y aseguramiento de la información confidencial, otro es la disponibilidad de esta información en lugares importantes de negociación donde el tiempo es vital, y otro más es la disminución de los tiempos de respuesta en las áreas comerciales, de atención al cliente y de inversiones. En estos puntos internet es el arma fundamental para ganar competitividad en el mercado", asegura Trivelli.



Sin duda acceder a una comunicación rápida y siempre disponible trae grandes ventajas y reducción de costos, pero el uso de internet también significa exigencias de seguridad para mantener la información confidencial.



"En términos de integración de las distintas áreas de la organización y el transporte de información por internet, la administración de identidades es un punto neurálgico. Saber quién entra, a dónde debe entrar en el sistema y que tipo de información puede ver, son aspectos que también se han tenido en cuenta a la hora de desarrollar nuevas plataformas", explica Rojas de IBM.



Administrar la identidad es crear filtros de seguridad de acuerdo a los perfiles de los usuarios, de forma que no todo el mundo puede entrar a toda la información. Además, se crean restricciones especiales de manejo mismo del sistema para evitar ataques de virus, espionaje y secuestro de recursos, lo que hace que un recurso rentable sea confiable además.



Pymes en el centro



Además de cencebir estos servicios para los empresarios y su operación, quizá lo más novedoso en la visión de los proveedores de soluciones es su viraje hacia las pequeñas empresas. Es creciente el criterio entre las proveedoras de TI que las pone como el futuro de sus mercados en las economías emergentes.



Según la consultora IDC, a nivel mundial el 54% de todo el gasto en tecnología informática del presente año corresponderá a empresas con menos de 1.000 empleados. En Latinoamérica, este mercado representa una oportunidad de US$ 5.100 millones.



"Trabajamos en productos que por su flexibilidad ahora se adaptan al tamaño de las empresas lo que significa llegar a cualquier tamaño de negocio, incluímos además la consultoría de implementación y el soporte por un periodo amplio de tiempo dentro de los costos totales de inversión para las mipyme", agrega Trivelli de SAP.



"En IBM el precio y diseño de nuestros productos express fueron pensados específicamente para satisfacer las necesidades de las empresas medianas, prestándoles servicios de software, hardware, servicios y soluciones que permiten a las empresas medianas aprovechar la estrategia e-business on demand que se impone en el mercado", expone Rojas por su parte.



Una dimensión nueva que presentan estas plataformas es el amplio soporte y funcionalidad de software de libre como Linux para operar sus funciones y realizar desarrollos locales. En general estas nuevas plataformas combinan la posibilidad de ser programadas y recibir aplicaciones de código abierto, lo que significa grandes ahorros en los costos totales de propiedad de la infraestructura TI lo que potencia su utilidad para las pequeñas empresas.



Tanto la flexibilidad y gran escalabilidad que les imprime mayor alcance de la operación sin importar el tamaño de la empresa, la posibilidad de que los equipos de informática vayan más profundo en su manejo por ser abiertas y sus servicios de integración basados en internet, WebSphere y Netweaver plantean una alternativa segura para crecer sin que los costos totales de propiedad ahoguen su utilidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?