| 6/11/2008 12:00:00 AM

Exportaciones de vehículos caerían 40%

El enfriamiento de la economía por efectos del desestímulo al consumo y las complicaciones del sector externo, comenzó a hacer mella en el sector automotor.

 

Pese a ello, buscarán este año mantener su ritmo de crecimiento.


En la parte interna, el Banco de la República ha aplicado en los últimos meses una política de aumento en las tasas de interés para frenar la escalada alcista que traía la inflación, por efectos del desbordado crecimiento del consumo nacional. A esto se suma el cierre del mercado Venezolano para cerca del 60% de los vehículos que exportaba Colombia, y que se convierte en un freno para el sector.

De acuerdo con el investigador de Fedesarrollo, Mauricio Reina, este año la producción de vehículos podría registrar una caída del 12,8% ya que las tres ensambladoras colombianas pasarían de fabricar 178.640 vehículos en el 2007, a 155.783 unidades, según proyecciones del gremio automotor, Acolfa.

Reina presentó un panorama de la economía colombiana en la conferencia: Perspectivas de la economía colombiana en un entorno complejo, evento desarrollado por la empresa GMAC con más de 40 años de experiencia en el mercado colombiano de servicios financieros. El investigador declaró también que la reducción en la producción hace parte de una serie de medidas adoptadas por los ensambladores locales para enfrentar una anunciada desaceleración del mercado local y los menores pedidos que se esperan de Venezuela.

En cuanto a ventas, el mercado automotor se ha resentido aunque todavía las cifras no son de cuidado. De acuerdo con cifras de Econometría S.A., la caída en la colocación de unidades al consumidor final fue de apenas 3,1% en lo corrido del año hasta el cierre de abril, frente al mismo periodo del año anterior, lo que indica que en el mercado local la situación es manejable.

Aunque los ensambladores tuvieron que hacer reprogramación en su producción y recorte en sus nóminas, vienen ganando participación en el mercado local. Incluso, en los cuatro primeros meses del año creció 8,7% la cantidad de vehículos ensamblados vendidos al público, de acuerdo con datos de Econometría, en tanto que los vehículos importados cedieron terreno tras
reducir en 9,5 % sus ventas.

Las menores exportaciones, sin embargo, generan cierta preocupación para los ensambladores locales, que de años atrás venían ejecutando ambiciosos planes de inversión para aumentar su capacidad instalada con miras a aprovechar los mercados vecinos.

Este año, de acuerdo con datos de ACOLFA mencionados por el investigador de Fedesarrollo, los ingresos por exportaciones de vehículos podrían verse reducidos en un 40% pues de las ventas por 1.350 millones de dólares del 2007 se podría pasar a un escenario probable de 809,9 millones de dólares. En unidades, la previsión es que se pasará de exportar 69.418 vehículos a solo 22.122 este año.

En materia de crédito, la principal preocupación tiene que ver con el deterioro que registra la cartera de consumo. En este segmento la cartera vencida alcanzó en marzo 7,10% frente a la cartera total -con un crecimiento de 70,3% en lo corrido del año- y su tendencia es al alza. Incluso, según las entidades financieras los principales impedimentos para otorgar créditos a sus
clientes radican, en estos momentos, en la capacidad de pago, seguidos por los niveles de provisionamiento y los niveles de captación.

La situación general del sector, sin embargo, no puede caracterizarse del todo como negativa sino más bien como producto del ajuste que vivirá la economía colombiana este año. Gobierno, empresarios y analistas económicos coinciden en que luego de 33 trimestres continuos de crecimiento, en algún momento debía comenzar un proceso de desaceleración, como el que se avizora para este año. Los empresarios del sector automotor, sin embargo, confían en que las cifra de ventas de vehículos, entre importados y ensamblados localmente, podrían estar entre 240.000 y 250.000 carros, que sigue siendo muy buena para el país.

Pero, al igual que ocurre en el sector automotor, en otros sectores se verá el ajuste de la economía, que podría pasar de crecer 7,5% en el 2007 a una cifra de 5,1% en el 2008, aunque otros escenarios menos optimistas, citados por el investigador Reina, prevén que podría ser de 4,7%.

Este comportamiento va en línea con lo que se espera que ocurra en la economía mundial, que pasaría de crecer 4,9% en el mundo, al cierre del 2007, a un 3,7% este año, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional.

La debilidad en la economía de Estados Unidos es uno de los factores que mayor incidencia tendrá en esta menor dinámica del crecimiento mundial.

Para Colombia, el impacto del sector externo se sentirá no solo por el desánimo en la economía estadounidense. También se estima que la menor dinámica que comienzan a registrar las economías de Ecuador y Venezuela, dos de los principales socios comerciales, se sentirá en las exportaciones.

Venezuela, cuyo Producto Interno Bruto creció el año pasado 8,4% podría aumentar este año sólo 5,6% y en el 2009 al 3,5%, según proyecciones de Latin American Consensus Forecast, en tanto que para Ecuador está previsto un aumento del PIB cercano al 2,8% para este y el próximo año.

En materia de tasa de cambio, se estima que este año el país podría cerrar con una revaluación del 4,57% en el 2008. Las encuestas que realiza periódicamente el Banco de la República sugieren que el precio del dólar podría ubicarse en 1.920 pesos al 31 de diciembre, aunque hay quienes no descartan que la divisa, en condiciones de aumento de la inflación y mayores dificultades para exportar a Venezuela, podría llegar a 2.100 pesos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?