| 2/19/2012 8:00:00 AM

En 20 años aumentará un 60% la necesidad de recursos de energía

Los recursos se hacen volátiles y los precios incrementan cada vez más, por lo que una revolución agroindustrial, permitirá minimizar el impacto que ocasionará el incremento de la población mundial.

Los recursos se hacen volátiles y los precios incrementan cada vez más, por lo que una revolución agroindustrial, permitirá minimizar el impacto que ocasionará el incremento de la población mundial.

Directivos de Agrinos informaron los resultados del reporte McKinsey sobre los recursos naturales del mundo, titulado “La revolución de los recursos: enfrentando las necesidades mundiales de energía, materiales, alimentos y agua”.

Los resultados se dieron a conocer durante el coloquio independiente en Chatham House en Mayfair, Londres. El reporte McKinsey explica que “todo está conectado”. El gran incremento de la demanda de alimentos, agua y energía debe verse dentro del contexto del cambio climático. Thorleif Enger, Presidente de Agrinos fue invitado a participar en el panel de discusión del evento, debido a que Agrinos se mostró como un ejemplo de compañía comprometida con la mitigación de los efectos del calentamiento global, a nivel mundial.

El reporte McKinsey se basa en el escenario de que la clase media del mundo va a crecer de los actuales 1.8 a 3 billones de personas en los próximos 20 años. Esto va a incrementar radicalmente la demanda de alimentos, agua, tierra y energía, paralelamente al aumento dramático de los riesgos de emisiones de CO2 y mayor deforestación. Se plantearon una lista de medidas para mejorar el uso de recursos, algunas de las más efectivas son: la construcción de edificios que utilicen eficientemente la energía, el incremento en los cultivos a gran escala, la reducción de desperdicios de alimentos y la recuperación de los suelos aprovechando los desechos orgánicos.

Jeremy Oppenheim, Director de McKinsey & Company mencionó que “en las naciones pobres, una tercera parte de la producción de alimentos se pierde debido a las deficiencias logísticas y de transporte. El mismo porcentaje se pierde en las naciones ricas, pero debido principalmente a que la gente desecha la comida. “los ganadores serán aquellos que puedan operar con un manejo eficiente de energía y usando el mínimo de recursos naturales.”, apuntó.

También explicó que las oportunidades serán enormes para quienes se puedan adaptar a la nueva realidad de alimentos, agua y energía más caros, así como a las variaciones más frecuentes e impredecibles del clima”.

Por su parte, Thorleif Enger, presidente de Agrinos, expresó que son los optimistas los que salvarán al planeta. Fue invitado como representante de una compañía ejemplar que manufactura biofertilizantes de origen natural, amigables con el ambiente, diseñados para mejorar las cosechas en un 25 por ciento. Enger cree en la necesidad de una nueva revolución verde, con Agrinos jugando un rol importante en ella. Dijo que “por años, no hemos podido mejorar las cosechas en más del 2%. Ahora es fantástico que podamos lograr un importante incremento con biotecnología de alto rendimiento HYT en la que nosotros somos líderes y expertos”.

A su vez Karl Fick, Director Técnico de Agrinos, resaltó “la importancia del Reporte McKinsey es su visión integral de los recursos del mundo. Informó que la tierra necesita producir el doble de alimentos en los próximos 40 años mientras que el 25% de las tierras cultivables del mundo están severamente dañadas.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?