| 5/13/2011 12:20:00 PM

Colombia firma acuerdo que elimina doble tributación con India

Tras dos años de negociaciones con India, esta mañana, se firmó el acuerdo que elimina la doble tributación entre ambos países.

El proceso de negociación se inició en 2009 con una ronda de negociaciones llevada a cabo en la capital india. No obstante, al producirse el último cambio de gobierno en India, el Ministerio de Finanzas de la nación asiática decidió suspender las negociaciones en curso ante la perspectiva de una reforma fiscal. Fue así como el proceso debió esperar meses para recuperar su dinámica y sólo concluyó después de una intensa ronda de deliberaciones en la ciudad de Bogotá a mediados de 2010.


Los textos y la firma del Tratado ahora pasará a los exámenes del gabinete en el caso de India y del Congreso de la Republica y de la Corte Constitucional en el caso de Colombia.

Con este Acuerdo Colombia completa la construcción del marco regulatorio concebido para promover la inversión proveniente de India, al contar con el Acuerdo Bilateral para la Promoción y Protección de Inversiones firmado en 2009. Se calcula por parte de la Embajada en Nueva Delhi que diez nuevas empresas indias llegaran al país durante los próximos 18 meses y se beneficiarán en el futuro de las condiciones y facilidades que los tratados han creado para su asentamiento en Colombia.


Este tratado será una herramienta importante en las relaciones comerciales entre los dos países, ya que facilitará el intercambio de servicios entre India y Colombia y reforzará la posición comercial del país frente a otras naciones latinoamericanas ya que sólo México y Brasil cuentan con tratados de similares características.


Desde el punto de vista de Inversión Extanjera Directa hacia Colombia, el tratado pondrá al país en la lista de referencia para los empresarios y capitales indios. India es el segundo emisor mundial de inversión entre las naciones emergentes después de China. El tratado sienta bases sólidas para los potenciales inversionistas ya que complementa el acuerdo bilateral de protección de inversiones (Bipa en Inglés) que se rubricó en 2008 y se espera entre en vigencia este año.


De manera específica, se benefician aquellas empresas que comercializan servicios en ambas vías. Sin embargo, los sectores que tendrán un impacto inmediato son el desarrollo de software, la tercerización de servicios, y los servicios petroleros ya que hay firmas indias en la actualidad operando en Colombia en esos ramos. En el futuro, se espera que los sectores de servicios de salud, infraestructura, servicios audiovisuales y hotelero vean al país como potencial destino de inversión, ya que el Colombia le provee una plataforma legal y tributaria robusta y atractiva en la región: Acuerdo de Protección de Inversiones, Doble Tributación y Exención de IVA a las exportaciones de servicios.


Para el caso colombiano se abre una ventana para la exportación de servicios de enseñanza de español, idioma que concentra gran interés entre los jóvenes indios para aprenderlo como segunda lengua. Asi mismo, empresas de los sectores que desarrollen servicios a sistemas BRT (Bus Rapid Transport en inglés o Transmilenios), y de recolección de basuras, sectores donde las licitaciones de los gobiernos estatales estarán listas en el corto plazo.

Es un gran día para la historia de las relaciones entre India y Colombia, dijo el embajador colombiano Juan Alfredo Pinto, firmante del Acuerdo. “Si desde 2008 hemos multiplicado por cuatro el total del comercio transado entre los dos países (US$1300 millones en 2010) y por diez el volumen de las inversiones (US$1.000 millones en el acumulado hasta el año anterior) ahora vaticinamos el cumplimiento de la meta de la política del Gobierno de profundizar nuestras relaciones alcanzando en 2012, US$2.000 millones de dólares en el comercio total y 35 compañías indias operando en nuestro país”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?