| 11/26/2011 7:50:00 AM

Choque de titanes: correo electrónico vs. redes sociales

Tras la proliferación de las redes sociales, algunos le han declarado la muerte al correo electrónico. Otros señalan que el "email" está más vivo que nunca. ¿Quién tiene razón?

;
BBC

Los titulares eran inequívocos: el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg había anunciado la muerte del correo electrónico.

La verdad, sin embargo, era un poco más prosaica. En el lanzamiento de la nueva plataforma de mensajería de la red social, dijo: "No creemos que un sistema moderno de mensajería vaya a ser el correo electrónico" y aclaró que el nuevo sistema no era un "correo electrónico".

Zuckerberg no fue el primero en señalar que el correo electrónico es obsoleto y tampoco será el último.

El correo electrónico ha recorrido un largo camino desde que el programador Ray Tomlinson envió el primer mensaje por medio de una red.

Historia
El símbolo @ separó los nombres del usuario y la máquina y el mensaje fue enviado desde una computadora a otra a través de la red precursora de internet, la ARPAnet (por sus siglas en inglés:Advanced Research Projects Agency Network).
 
Actualmente el correo electrónico es ubicuo. Investigadores de la empresa de análisis del área tecnológica Radicati proyectan un aumento en el número de cuentas de correo electrónico en todo el mundo: de 3.100 millones en 2011 a cerca de 4.100 para 2015.

El uso del correo electrónico es más reducido entre adolescentes, pero se desconoce si esa tendencia cambia cuando empiezan a trabajar.

¿Cuán probable es que nuestras bandejas de entrada, a las que muchos de nosotros acudimos frecuentemente, sean reemplazadas en el futuro?

Simbiosis
Un hombre con gran legitimidad para opinar sobre el tema es el especialista en correo electrónico y jefe de la unidad científica de la empresa Mimecast, Nathaniel Borenstein.

El experto también ayudó a producir el protocolo MIME (Multipurpose Internet Mail Extensions). Se trata del estándar de internet que establece cómo los mensajes son formateados. Eso permite que tus correos electrónicos tengan diferentes caracteres, cuenten con archivos adjuntos y tengan otros tipos de archivos, entre otros recursos.
 
Borenstein indicó que ese protocolo es usado más de un trillón de veces al día.
 
"El correo electrónico todavía está creciendo", dijo. "No hay una señal real de que (las redes) sociales estén provocándoles una mayor mella".

"En términos generales, considero que ambos servicios cumplen funciones diferentes, pero están conectados entre sí. Pienso que son simbióticos. Me resisto a verlos en contraposición", explicó el experto.

De hecho, podrían tener más en común de lo que piensas.

"Hoy en día, la gente dirá que el correo electrónico es algo enviado a un nombre en un dominio. Y ese no era el caso hace 20 años", indicó.

"Hace 20 años, había muchos sistemas de correo electrónico independientes, con diferentes esquemas de direccionamiento, que no se conectaban entre sí en lo absoluto o que tenían vías complejas".
 
"Con el paso del tiempo, la gente empezó a pensar que el correo electrónico es algo que tiene un direccionamiento universal y un direccionamiento universal es bueno, pero esa no es la definición del correo electrónico".
 
Esto significaría que el sistema de mensajería como Facebook podría verse como un equivalente al correo electrónico.
 
Almacenamiento ilimitado
La bandeja de entrada desbordante también debería ser una cosa del pasado, gracias a la computación en la nube.

"Hay razones financieras, legales y técnicas (por las cuales hay restricciones en las bandejas de entrada)", indicó Borenstein.
 
"Las razones técnicas parecen ya no tener sustento. Es el caso, cada vez más común, de que la gente ya no puede creer que no hay suficiente espacio para almacenar".

La fortaleza de las redes sociales, de acuerdo con Borenstein, es permitirles a sus usuarios comunicarse con grupos de personas.
 
"Son útiles para los negocios. Creo que las redes sociales van a ser usadas cada vez más en el mundo de los negocios. No creo que Facebook lo hayan entendido, ni que Google + lo haya entendido, pero aun así están haciendo un buen trabajo".
 
"Sorprendentemente, quizás, los que sé que han hecho el mejor trabajo es IBM con LotusLive, que no ha tenido gran adherencia", indicó Borenstein (quien hasta hace poco trabajó para IBM en el software de Lotus).
 
¿Futuro social?
No todo el mundo es tan resplandeciente como Borenstein cuando se habla del futuro del correo electrónico.
 
Lee Bryant es cofundador de Headshift, le principal empresa consultora en el área de los negocios sociales.
 
Para Bryant, el dominio del correo electrónico en el mundo de las comunicaciones corporativas está llegando a su fin.
 
"Cuando el correo electrónico fue desarrollado se convirtió en una excelente herramienta de comunicación cuando no existía nada más", indicó el experto.
 
"Pienso que hemos llegado a la etapa en la que los correos electrónicos como sistema de comunicación se ha sobrecargado. Considero que veremos que el correo electrónico pasará por una transición hacia varios tipos de herramientas sociales".
 
Se trata de herramientas "basadas en el flujo" como wikis, microblogs y redes sociales internas, señaló Bryant.
 
"Creo que fundamentalmente uno de los principales problemas es que las herramientas sociales de comunicación están ligeramente al aire libre", dijo Bryant. "El correo electrónico no hace eso, es un medio un tanto solitario".
 
"Recibes una serie de mensajes, los mantienes en la bandeja de entrada, los mandas a otra parte, los borras o los respondes. En las herramientas de flujo, el flujo se mueve independientemente de si abres o no los mensajes".
 
Pero ¿eso significa que mensajes importantes pasarán y no los volveremos a ver otra vez?
 
"Posiblemente", indicó Bryant. "Hay un poco de evidencia anecdótica que muestra que las redes sociales son, de hecho, muy eficaces al destacar la información apropiada o las cosas realmente importantes con las cuales tienes que lidiar".
 
Sin embargo, no cree que el correo electrónico vaya a desaparecer pronto.

"El correo electrónico se limita a lo que fue diseñado: la comunicación uno a uno".
 
Cambios
A Dave Coplin, director del grupo de Envisoneers de Microsoft y un declarado "amante de las redes sociales", no está impresionado.
 
"Creo que el correo electrónico está muerto cuando se compara con las redes sociales, de la misma manera que el correo de caracol (el correo convencional) se murió cuando llegó el correo electrónico".

"Una y otra vez, siempre es la misa cosas. Llega una nueva y brillante tecnología, y la vieja tiene que salir del escenario", indicó el experto.
 
"Por supuesto, nunca pasa de esa manera".
 
En su opinión, la forma en que usamos la tecnología evoluciona.
 
"Cuando todo lo que teníamos era un correo electrónico, lo usábamos para todo".
 
"Ahora tenemos esta selección maravillosa de diferentes medios para comunicarnos. Lo que es positivo es que nuestros correos electrónicos empiezan a destinarse a comunicaciones que van en consonancia con la funcionalidad del correo electrónico".
 
Coplin señaló que hay lecciones para aprender.

"En muchos aspectos, la funcionalidad ofrecida por los correos electrónicos no está bien representada por las redes sociales".

"La naturaleza asincrónica es realmente importante, la capacidad de adjuntar cosas, la posibilidad de sostener una conversación segura, todo eso es crucial".
 
Coplin ve que las herramientas que usamos convergen.
 
"Tendremos esta plataforma universal de comunicaciones que significa que si estoy hablándote en Facebook, Twitter, por correo electrónico o en la plataforma que sea, todo se presentará como un hilo conductor común. Por eso, te importará poco el canal en que estén las personas con las que hablas, pues la comunicación fluirá".
 
Pero, pese a cualquier futuro brillante que vislumbremos, el correo electrónico tiene muy buena salud hoy en día, de acuerdo con Coplin.
 
"La clave para mí es disipar el mito que muchos de los entusiastas seguidores de las redes sociales quieren hacer creer, que el correo electrónico está muerto. Para mí es el síndrome del centavo brillante (cuando alguien cambia de tema bruscamente porque ve algo distinto que le llama la atención, así sea de poca importancia)".
 
"Todo tiene su lugar y es realmente importante entender cuál es la herramienta adecuada para trabajar".
 

En números

·         2011: 3.100 millones de cuentas de correo electrónicos

·         2015: se proyectan 4.100 millones de cuentas

·         105 mensajes diarios recibe y envía un típico usuario corporativo

·         2011: 2.600 millones cuentas de mensajería instantánea en todo el mundo

·         49% de los usuarios de correo electrónico viven la región de Asia Pacífico

Fuente: Radicati Group, 2011

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?