| 5/13/2009 12:00:00 AM

Cafeteros sin inventario

A pesar del aumento en el precio de café a US$2.08 por libra este no es un buen momento para los caficultores colombianos quienes no tienen suficiente producto para responder a la demanda del mercado internacional.

Colombia desmintió el miércoles que esté viviendo una "bonanza" por los altos precios del café en los mercados internacionales y aunque pronosticó un ingreso por exportaciones del producto de hasta US$2.200 millones en el 2009, calificó la situación como coyuntural.


El valor de exportaciones de Colombia que previó la Federación, supera los US$1.953 millones del 2008 y apunta a ser el más alto en más de una década.


La cotización del café colombiano se encuentra actualmente por encima de US$ 2 la libra en medio de una escasez como consecuencia de las lluvias en las zonas productoras y un programa de renovación de cultivos.

 

"Para nosotros la calificación de la coyuntura actual como bonanza es inadecuada, es improcedente e incorrecta. Tenemos una situación de alivio de precios, que nos crea oportunidades sin duda, dividendos importantes para los cafeteros y el país: Pero que también nos genera desafíos que debemos administrar, pero no podemos hablar realmente de una bonanza", dijo el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Gabriel Silva.

 

El dirigente ratificó que la producción de café de Colombia, el tercer abastecedor mundial después de Brasil y Vietnam, se ubicará este año entre 10,5 y 11,5 millones de sacos de 60 kilos, dentro del rango previsto, en momentos en que los inventarios están en sus menores niveles en décadas.


Colombia cumplirá compromisos


"Estamos en un nivel de inventarios que se considera crítico, eso naturalmente le ha dado sostenibilidad a la caficultura, al mercado internacional del café", afirmó Silva.


El gerente de la Federación sostuvo que el déficit de café colombiano en los mercados internacionales es el factor que ha impulsado el valor de la prima que pagan los compradores y que ha llegado hasta 85 centavos de dólar por libra.


Sin embargo, aseguró que el país tiene suficiente café para cumplir sus compromisos, "Para el año 2009 hemos estimado una producción desde el punto de vista técnico que va a fluctuar entre 10.5 y 11.5 millones de sacos. Este es el rango que se espera de producción y se encuentra entre el promedio de los últimos años".


Silva advirtió que los actuales precios también plantean un desafío debido a que los tostadores pueden empezar a buscar otros cafés para remplazar al de Colombia por lo que anunció una inversión de US$ 5 millones en una campaña de promoción.


"Hay un riesgo de sustitución. Cuando por ejemplo hay un dólar de diferencia entre el café arábigo de Brasil y el café de Colombia, las tentaciones para sustituir ese origen Colombia por otros son muy grandes", explicó Silva.


El ministro de Agricultura, Andrés Fernández, respaldó a Silva y explicó que pese al precio del café colombiano no se puede hablar de bonanza porque existe un déficit del producto y no hay inventarios.


"No hay una bonanza cafetera sino un buen momento de precios, que lo trataremos de optimizar en beneficio de la caficultura colombiana", aseguró Fernández.


El ministro reconoció que los actuales niveles de precio no son sostenibles en el tiempo por lo que se deben tomar medidas para cuando comiencen a descender.


Por su parte el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, dijo que el panorama es diferente al de 1976 cuando el café alcanzó un precio de US$3 por libra con unos inventarios de cuatro millones de sacos. Destacó que en la actual coyuntura económica "el efecto que va a tener este año el crecimiento del ingreso cafetero, las proyecciones que hemos visto dadas las expectativas de niveles de producción y de comportamiento de precios indicaría que el ingreso cafetero este año, pueda estar creciendo en términos reales en niveles entre el 5% y 10%, aún en escenarios bajos y de primas en los mercados internacionales".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?