| 8/14/2012 7:00:00 AM

Alimentos Polar interpuso sanción de la Superindustria

La multa por $113 millones de la que fue objeto por, supuestamente, vender Areparina Quaker con menos contenido del que decía el empaque, representa todo un mes de ventas de este producto a nivel nacional.

Dinero.com dio a conocer la multa por $113 millones de la que fue objeto la compañía de origen venezolano Alimentos Polar, por presunta violación a los derechos de los consumidores.

La empresa considera que los fundamentos bajo los cuales se impuso la sanción, no son correctos, por lo que interpuso un recurso de reposición. Mientras tanto, no deberá pagar la multa.

La sanción tuvo origen en una visita a las instalaciones de una distribuidora, en la que los técnicos de la Superindustria comprobaron que la Areparina Quaker de 500 gramos contenía menos de lo que decía el empaque.

Por un lado, Alimentos Polar señaló que “la muestra analizada no es estadísticamente representativa del lote total de fabricación producido en la planta”, a lo que agregó que “la balanza utilizada llevaba más de nueve meses sin ser calibrada”.

Además, aclaró que la diferencia es de 1,03 gramos entre los productos analizados y el contenido anunciado en el empaque.

“Fue violado el derecho de defensa de la compañía al no ser convocada a la visita de verificación y no se tomaron en cuenta las trazas de producto en el empaque para corregir el dato obtenido”, argumentó la empresa.

Concluyó diciendo que la multa que busca imponer la SIC por una supuesta diferencia de 1,03 gramos entre el promedio de la medición que efectuó y lo señalado en el empaque, es equivalente a un mes de ventas del producto intervenido a nivel nacional.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?