| 11/2/2012 10:30:00 AM

Piden paciencia a inversionistas de Interbolsa

El presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, indicó que los que tienen inversiones en carteras colectivas o en depósitos a largo plazo deberán esperar las decisiones que se adopten en las asambleas de tenedores.

Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, manifestó que era conocida por las autoridades del mercado la situación de liquidez que estaba atravesando Interbolsa, pero que la firma estaba buscando soluciones estructurales. “La decisión de la Superfinanciera busca dar tranquilidad al mercado y un mensaje que la firma seguirá cumpliendo con sus operaciones normales”.

Indicó que los inversionistas que hayan comprado títulos a través de la firma no deben preocuparse porque están custodiados en los depósitos de valores, aclarando que si desean trasladarlos a otras comisionistas lo pueden hacer. Sin embargo, dijo que “no es necesario”.

“El parte que da la Superfinanciera es que la firma puede continuar haciendo sus operaciones de manera ordinaria”, señaló.

Otra situación enfrentan los que tienen inversiones en carteras colectivas o en depósitos a largo plazo, ya que deberán esperar las decisiones que se adopten en las asambleas de tenedores.

Explicó que entre este viernes y hasta cuando se lleven a cabo las reuniones de los tenedores de los bonos o de las carteras colectivas, no podrán redimir sus recursos y tampoco se llevarán a cabo nuevos depósitos. “Porque esos recursos fueron invertidos y no están disponibles para entregarlos de manera inmediata (...) deberán esperar, en algunos casos, como en las carteras colectivas, que se cumplan los plazos”.

Finalmente, aseguró que no hay riesgo sistémico y que la situación de Interbolsa no envía un mensaje negativo al Mila.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?