| 4/22/2013 7:15:00 AM

Suben las bolsas asiáticas por la caída del yen

Tuvieron este lunes una jornada positiva, principalmente la de Tokio, debido a la caída del yen.

La Bolsa de Tokio alcanzó su máximo en casi 5 años, y llegó a superar durante la jornada los 13.600 puntos, impulsada por la continuada caída del yen y el respaldo del G20 a las medidas de estímulo niponas.

El selectivo Nikkei se incrementó 251,89 puntos, un 1,89%, y quedó en 13.568,37 unidades, mientras el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 18,93 puntos, un 1,68 %, y se situó en los 1.145,60 puntos.

El mercado bursátil de Hong Kong creció 30,80 puntos, un 0,14%, y su índice referencial Hang Seng concluyó en 22.044,37 enteros.

La Bolsa de Shanghái bajó 2,47 puntos, un 0,11%, y su índice general concluyó en los 2.242,17 activos.

La Bolsa de Seúl tuvo una jornada en positivo atribuida por analistas locales a la caza de gangas de los inversores, pero las ganancias fueron limitadas debido a que las políticas de devaluación del yen del vecino Japón son perjudiciales para las exportaciones surcoreanas.

El índice referencial Kospi subió 19,56 puntos, el 1,03%, hasta las 1.926,31 unidades en una sesión en la que se movieron 3.250 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq creció 5,64 puntos, el 1,04 %, hasta los 547,10 enteros.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok aumentó 13,64 puntos, el 0,88%, y el índice SET quedó en los 1.559,10 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado ganó 14,87 puntos, el 0,45%, y dejó al índice Straits Times en 3.308,92 enteros.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur sumó 0,20 puntos, un 0,02%, y el índice KLCI llegó a los 1.706.48 activos.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?