| 8/28/2008 12:00:00 AM

Positivo desempeño del sector inmobiliario

El buen entorno económico de la economía colombiana genera las condiciones para aumentar la financiación hipotecaria. Se espera que la actividad de construcción de edificaciones tenga un desempeño favorable en el futuro.

La actividad inmobiliaria en Colombia ha mantenido un crecimiento sostenible en el último año, pese a la desaceleración económica que vive el país. Esta es una de las principales conclusiones del análisis sobre la Situación Inmobiliaria en Colombia realizado por el Servicio de Estudios Económicos de Bbva.

Según el SEE la actividad inmobiliaria ha presentado un buen desempeño, gracias al aumento de los ingresos en los hogares y, en general, al aumento de la confianza de los colombianos.

El Servicio de Estudios Económicos asegura que aunque no ha sido un ciclo ampliamente apalancado, las condiciones de financiación también han mejorado, permitiéndoles a las familias el acceso a crédito para la compra de viviendas más fáciles de pagar. Estos factores generaron que el PIB de edificaciones lograra un crecimiento promedio de 17,8% en el periodo 2002-2007.

No obstante, indica el reporte, que uno de los principales retos que enfrenta el sector es la escasez de suelo urbanizable, lo cual genera altos costos para los constructores que al final son transferidos a los precios de los inmuebles. Esto lleva a la falta de oferta de proyectos VIS, ya que no son rentables debido a los topes de precios que existen para estos tipos de viviendas.

De igual forma, en el frente financiero, la existencia de topes a las tasas de interés hipotecarias sigue generando distorsiones en el mercado para el otorgamiento del crédito.

A la vez, la falta de actualización de dichos topes y el incremento que ha tenido el costo de los recursos dados los aumentos de tasas del Banco de la República han llevado a que el costo de la financiación hipotecaria se acerque a estos techos, generando un impedimento para atender a segmentos de la población potencialmente más riesgosos.

Pese a estos factores, los colombianos continúan accediendo al crédito hipotecario como una de las alternativas más cercanas para adquirir vivienda propia. Según Bbva, los desembolsos de crédito hipotecario en los primeros siete meses del año han tenido un crecimiento de 18,93% frente a los recursos entregados en el mismo periodo del año anterior con los cuales se financiaron 3.918 unidades habitacionales.

Finalmente, el Bbva Colombia sigue cumpliéndole al país en financiación de vivienda de interés social (VIS), pues la entidad ejecutó el 171 por ciento de la meta asignada por el Gobierno Nacional para la financiación en este segmento, la cual ascendía a 164.825 millones de pesos.

Cabe anotar que para el próximo convenio el Gobierno Nacional espera ejecutar 2,2 billones de pesos, de los cuales $1,77 billones deberán ser desembolsados por los bancos.

Adicionalmente existe un potencial en el mercado de financiación de vivienda, dado el bajo nivel de apalancamiento experimentado en el pasado reciente y la figura de la titularización de la cartera hipotecaria.

Concluye el análisis de SEE que una mayor utilización del sistema financiero para atender la demanda de vivienda, permitiría un mayor crecimiento del sector inmobiliario sostenible en el mediano plazo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?