| 12/3/2013 8:00:00 AM

Plazas asiáticas no quieren que la Fed reduzca su estímulo

Las bolsas en Asia bajaron luego de una serie de datos económicos positivos de EE.UU que confirmó la inclinación de la Fed a reducir su estímulo en breve.

Con la perspectiva de más fondos baratos del BOJ en el horizonte y una moneda debilitada apoyando a los exportadores, las acciones japonesas subieron a un máximo de seis años.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice nacional de actividad fabril subió a su mejor nivel desde abril del 2011, mientras que el ritmo de contratación también se aceleró.

"Si el empleo y los datos de inflación también superan las expectativas, las preguntas sobre cuándo la Fed va a reducir su estímulo se harán más fuertes, y esto pondrá a las monedas de riesgo en la línea de fuego", dijo Evan Lucas, estratega de mercado de IG en Melbourne.

Se espera que el reporte de nóminas de empleo no agrícola del viernes ofrezca más pistas sobre si la Fed va a comenzar a reducir sus compras de bonos desde su ritmo actual de 85.000 millones de dólares al mes, un importante motor para los mercados de activos globales en los últimos años.

"Una caída en la tasa de desempleo desde el 7,3% a un 7,0% avivaría los temores de una reducción", dijo Societe Generale en una nota.

En los mercados de divisas, el dólar tocó un máximo en seis meses de 103,38 yenes, extendiendo su ganancia de un 0,5% en la sesión anterior . El yen también se ha visto afectado por la especulación de que el Banco de Japón podría ampliar su estímulo ya enorme.

El Banco de Japón está considerando ir más allá de su programa de compra de bonos desde su ritmo actual de US$70.000 millones al mes, según dijeron funcionarios con conocimiento del proceso.

La debilidad del yen ayudó a impulsar al índice Nikkei de la bolsa de Tokio, que alcanzó su nivel de cierre más alto en seis años.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas restaba un 0,6%, pasando por debajo de su promedio de movimiento en 50 días.

En los mercados de materias primas, el oro al contado añadía un 0,1% por encima de 1,220 dólares la onza, estabilizándose tras caer un 2,6% en la sesión anterior a su nivel más bajo desde principios de julio después del reporte de los datos de manufactura en Estados Unidos.

Los precios del crudo estadounidense ganaban un 0,2% a alrededor de 94 dólares el barril, lo que se suma a un repunte del 1,2% el día previo.

Reuters.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?