| 9/2/2010 10:30:00 AM

ETB una caída histórica

La acción de la ETB cayó 27% el jueves. En riesgo la estabilidad de inversionistas y preocupa a los comisionistas de bolsa. Qué es lo que realmente ocurre en esta empresa.

La acción de la ETB cerró en la jornada del jueves en un nivel de $792, 27,34% inferior al del miércoles. El anuncio de que no había ninguna oferta para vincularse a la empresa como socio estratégico disparó esta caída que no tiene precedentes en historia bursátil del país.

La caída no solo afectó a los dueños de la acción. Las operaciones Repo (operaciones de venta con pacto de recompra) sobre la acción de la ETB al cierre del miércoles, sumaban un total de $53.900 millones, el 5,61% del total de operaciones de este tipo en el mercado. La mayor parte de los vencimientos se concentran en plazos entre 6 y 15 días. La dificultad está en que las acciones de la empresa que se entregaron como garantía del Repo, hoy valen 27,34% menos.

La Bolsa de Valores de Colombia en el momento de constituir un Repo, solicita 30% de garantía adicional para este tipo de acciones. Es decir, la persona que haya solicitado el miércoles un Repo sobre acciones de ETB por $100, hubiera tenido que entregar acciones en garantía por $130 pesos. Hoy las acciones valen 27% menos.

El reglamento de la bolsa indica que el dueño de las acciones debe ajustar las garantías nuevamente por el valor total del Repo. En el ejemplo, el inversionista tendría que aportar de otras acciones o en dinero $35 adicionales. En el agregado, los inversionistas que tienen Repos sobre esta acción tendrán que ajustar sus garantías en una suma de $14.500 millones, el volumen promedio de negociación de los últimos 90 días. El riesgo está en que no los tengan.

En este evento, los principales afectados serían los comisionistas de bolsa, que deben responder por ese dinero incluso si los clientes incumplen. El asunto no deja de ser inquietante, no sobra recordar que uno de los elementos que detonó la crisis financiera de 2006 fue el incumplimiento sobre las operaciones Repo.

¿Y qué es lo que ocurre con esta empresa?

Al inicio de su administración, Samuel Moreno y su equipo reconocieron que el negocio de las telecomunicaciones necesita de montos de inversión grandes, de los que ellos no disponían. La actualización permanente en tecnologías que evolucionan muy rápido convirtió en pocos años a este negocio de un cómodo oligopolio, en un enloquecido creador de productos y un tremendo demandante de recursos.

Por eso decidieron iniciar la búsqueda de un socio de gran tamaño, que pudiera aprovechar el hecho de que esta empresa tiene el 80% del mercado bogotano, que es el más grande del país.

Hasta ahí, no hay problemas. Es un diagnóstico acertado. La dificultad sobrevino cuando con el proceso de busca de socio, la administración de Bogotá virtualmente congeló el crecimiento de la empresa.

A diferencia de ETB, UNE la empresa de telecomunicaciones de Medellín, avanzó en ese lapso un proceso de compra de pequeñas empresas de telefonía local para quedarse con sus mercados y abrió su negocio de triple-play con telefonía, internet y televisión.

La labor de expansión de UNE en televisión por internet (IPTV) fue tan eficaz que la empresa se convirtió en uno de los jugadores más grandes de América Latina en este servicio.

Ahora, años después de la decisión de Moreno y su equipo, la ETB tendrá que pensar de nuevo si está en capacidad de empaquetar servicios que los demás ofrecen y ellos no. Tendrá que decidir si competirá en IPTV contra UNE, con el agravante que ese negocio requiere grandes inversiones en redes.

Podría comprar un operador establecido pero no hay muchos a la venta y ninguno tiene un tamaño que le dé una masa crítica suficiente. De otra parte, podría ampliar su relación de trabajo con su aliado actual DirecTV y desarrollar, por ejemplo, paquetes de suscripción para estratos bajos, que es un tema que les interesa a ambos.

Pero el margen de maniobra para ETB, la sexta en su sector, con ventas de $1,4 billones al año, es bien estrecho. Tiene una red de líneas de cobre para telefonía fija que cubre a Bogotá, pero su problema ahora es el de montarse en los negocios nuevos, que requieren un dinero que no tiene.

La situación es aún peor. Ahora ETB debilitada en su imagen y completamente vulnerable, tendrá que pensar si acomoda un socio que ahora puede pedir todo a precio de quema.

Y en el entretanto, tendrá que sobrevivirle a una competencia de empresas establecidas muy fuertes y de agentes nuevos. Por ejemplo, Brasil Telecom, acaba de anunciar su entrada al mercado nacional. Muchos analistas pensaban que esta firma estaba interesada en asociarse con la empresa bogotana.

Hoy, con una pérdida de 27% de su valor en un solo día, ETB no está en una buena situación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?