| 11/5/2014 6:00:00 AM

¿Cómo van las inversiones hechas en enero?

A dos meses de acabarse el 2014, los colombianos que invirtieron excedentes de dinero en las diferentes posibilidades que existen en el mercado al comenzar el año, ya estiman la rentabilidad obtenida, ¿fue buena o mala inversión?

Los colombianos que tienen excedentes de dinero para invertir, normalmente tienen en la cabeza opciones tradicionales como un CDT, comprar un apartamento para arrendar, cambiar los pesos a dólares, invertir en acciones, comprar oro o invertir en un derecho fiduciario inmobiliario, entre otros.

Pero ¿qué hubiera ocurrido este año 2014 si hubiera invertido 500 millones de pesos en alguna de las opciones de inversión mencionadas anteriormente? ACCI S.A.S, empresa especializada en inversión inmobiliaria, viene realizando un estudio desde enero del presente año, dando respuesta a esta pregunta.

El informe es elaborado tomando fuentes reales de la economía nacional y actualizado mensualmente. “Mediante este estudio pretendemos mostrar al público en general de manera muy sencilla pero bien documentada, lo interesante y seguro que es invertir en finca raíz en sus diferentes modalidades”, señaló el gerente de ACCI S.A.S., Alejandro Castañeda.

El estudio, con corte a 30 de septiembre de 2.014, arrojó las siguientes conclusiones en cada una de las opciones de inversión:

CDT

Para este ejercicio, la investigación tomó como referencia tres diferentes entidades financieras y promedió las tasas de interés ofrecidas. El resultado es que el inversionista tendría $ 509.821.214 de pesos, es decir el dinero habría rentado al 0,33% mensual.

Apartamento para arrendar

En este escenario, el estudio evaluó una inversión comprando dos apartamentos de estrato cuatro destinados para vivienda, calculando la renta que puede llegar a percibir el inmueble de acuerdo al sector y descontando los gastos básicos como la administración inmobiliaria y el impuesto predial.

El resultado obtenido sería una rentabilidad mensual de 0,53% más la valorización mensual del inmueble, la cual depende de su localización, que para el caso se estimó en 0,9%. Según estos resultados, cada uno de los inmuebles genera una rentabilidad mensual de 1,43% sumando renta más valorización, pero teniendo en cuenta que tal valorización únicamente se gana en el momento de vender el inmueble.

Dólares

En este caso, si en el mes de enero el inversionista hubiera decidido cambiar los $500 millones por dólares y el 30 de septiembre los hubiera vendido, tendría 526.377.522 de pesos; es decir, la rentabilidad alcanzada sería de 0,59% mensual. Una rentabilidad muy buena pero sensible.

Acciones

Teniendo un perfil de inversionista moderado, el estudio tomó aleatoriamente tres acciones de la bolsa (Ecopetrol, Cementos Argos y Bancolombia) en las cuales se invirtieron estos 500 millones de pesos, es decir, se compraron 166 millones de pesos en cada una de estas tres y se vendieron el 30 septiembre; como resultado del ejercicio tendríamos 491.298.119 de pesos de tal forma que hubiéramos perdido 8.701.881 de pesos.

Oro

Si el inversionista compró oro en enero y lo hubiera vendido en septiembre habría obtenido 567.575.965 de pesos, equivalente a una rentabilidad mensual de 1.5%. Rentabilidad excelente pero hay que tener en cuenta que esta inversión sólo genera un beneficio al venderlo, es decir, no entrega una renta mensual como la finca raíz.

Derecho fiduciario inmobiliario

La investigación tomó como referencia derechos fiduciarios en proyectos comercializados en esta modalidad y realizó un promedio. El resultado obtenido de invertir 500 millones de pesos en siete derechos de 71 millones de pesos cada uno, hubiera significado para el inversionistas una rentabilidad mensual por derecho de 600.000 pesos y una valorización de 0,66%, que al combinarla arrojaría una rentabilidad mensual de 1,5% por cada uno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?