| 10/28/2011 8:45:00 AM

EEB recibió demandas por $915.680 millones en emisión de acciones

La presidente del grupo empresarial, Mónica de Greiff, dijo a Dinero.com que la operación superó las expectativas, ya que la oferta inicial era por $700.000 millones.

El costo de cada título fue de $1.300 y cada inversionista podía adquirir mínimo $5 millones.

Las acciones fueron adquiridas por el público en general, aunque la oportunidad fue también para accionistas actuales, empleados y pensionados de la empresa, inversionistas institucionales e inversionistas de la región.

Además de la transmisión de energía en Colombia, la Empresa de Energía de Bogotá participa en el negocio de generación a través de Emgesa (51,5%) y en la distribución y comercialización mediante Codensa (51,5%) y la Empresa de Energía de Cundinamarca.

En Guatemala con su subsidiaria Trecsa ejecuta el proyecto más importante de transmisión de energía de este país centroamericano. Además, tiene participación relevante con ISA en los dos proyectos más significativos de transmisión de energía en Perú.

Con relación al gas natural cuenta con la Transportadora de Gas Internacional –TGI, que con su red de gasoductos es la más importante transportadora de este recurso en Colombia. En Perú está presente con Contugas y Cálidda en el proceso de distribución de gas natural. Asimismo, participa como accionista en Gas Natural/Fenosa y Promigas en Colombia.

Durante el último año, las empresas del Grupo Energía de Bogotá, lideradas por su empresa gestora y casa matriz la Empresa de Energía de Bogotá, obtuvieron ingresos por $2,34 billones, generando dividendos y distribuciones a sus accionistas por más de $900 mil millones para 2011.

Para el periodo 2011 y 2015, estima inversiones cercanas a los US$956 millones y en su portafolio de proyectos hay otros más por un valor cercano a US$1.400 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?