| 7/12/2012 7:00:00 AM

Crédito al campo bate récord histórico

El crédito desembolsado en junio ascendió a la suma de $637.718 millones, la mejor cifra para cualquier mes en la historia de Finagro, quien maneja el Sistema Nacional de Crédito Agropecuario.

Es así como este valor representa 25.834 créditos, lo que hacen de este semestre uno de los más positivos, pues se cumplió con el Plan Indicativo en 106% con colocaciones por $2.86 billones, representados en 118.926 operaciones. Esto, teniendo en cuenta los resultados históricos de junio, y los que se han logrado desde enero.
 
El crecimiento del semestre ha sido de 29% representados en $ 641.120 millones, con relación al mismo periodo de 2011. Según el informe de la entidad, los créditos estuvieron orientados, en más de la mitad, a inversión con un 56%, un 38% a Capital de Trabajo y un 5% a normalización de Cartera.

"El 25% de los créditos favoreció a los pequeños productores, 31% a los medianos y, el otro 44%, a los grandes productores, en valor", destacaron directivos de la entidad.

Es así como a junio, $144.347 millones fueron desembolsados en Incentivo para la Capitalización Rural – ICR para 40.258 proyectos productivos, lo que representa un crecimiento del 37% en valor y del 71% en número, en donde los recursos se distribuyeron a productores de café, palma de aceite, ganadería bovina, arroz, avicultura, entre otros.

Cabe destacar que el segundo semestre del año tradicionalmente demanda más recursos que el primero, por lo que Finagro espera llegar a la meta de $6 billones para el cierre del 2012, cuando su cartera a lo que va de julio es de $10,2 billones en 769.919 mil operaciones.

                                                               

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?