| 11/25/2011 7:40:00 AM

Crece el problema del crédito gota a gota

El presidente del Grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, aseguró que el pago diario por este tipo de créditos estaba en niveles de 7%. Así mismo, señaló que los prestamistas se adueñan de las tarjetas débito para cobrar la deuda.

El presidente del Grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, aseguró que el problema del gota a gota es muy grave. “A principios de este año, en una visita que hicimos a Urabá, nos dimos cuenta que el pago diario por préstamos gota a gota estaba en niveles de 7%. Sin embargo, esto pasa en todas las zonas del país”.

Así mismo, dijo que a las personas que debían el dinero, los prestamistas las obligaban a darles sus tarjetas débito con la clave. “Esa persona llegaba con unas 60 tarjetas al cajero y el día de nómina retiraba la plata que le debían las personas. Estamos hablando de créditos de $100.000 o $200.000”, explicó Yepes.

Actualmente, hay 15 millones de personas que no tienen acceso al sistema financiero. “En esto tenemos que trabajar para que las personas se acerquen más a los bancos”, manifestó Yepes.

Prudencia con créditos

Yepes advirtió que se debe ser prudente en el otorgamiento de créditos. “Nuestra mirada es de largo plazo y la prudencia es la clave”, recalcó.

Así mismo, el presidente del Grupo Bancolombia proyecta que el crecimiento de la cartera de crédito será superior a 25% este año y entre 15% y 20% en 2012.

Entre tanto, el Producto Interno Bruto (PIB) estaría entre 5,0% y 5,5% para 2011.

Descarta emisiones

El presidente del Grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, aseguró que siempre se tiene presente la posibilidad de realizar emisiones de bonos o acciones para conseguir recursos.

Sin embargo, aseguró que por el momento no proyectan realizar este tipo de operaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?