| 1/27/2010 7:00:00 AM

Corto en acciones, IGBC y COLCAP

Si las TTV se pudieran usar hoy en el mercado de acciones, se podría construir un portafolio utilizando los cortos en acciones y los índices Igbc y Colcap. La estrategia es para inversionistas con perfil de riesgo alto, así mismo el potencial de ganancias es mayor.

La llegada de las TTV es casi un hecho, los inversionistas se están preparando para su llegada, los operadores del mercado tienen en la mira las acciones que deberán apuntarle para obtener ganancias cuando tengan en el mercado este instrumento.

Una de las estrategias que puede servir para los inversionistas profesionales es construir un portafolio que replique el Índice General de la Bolsa de Valores de Colombia (Igbc) y se cubra con el Índice de Capitalización Bursátil (Colcap).

Esta estrategia lo que le permitiría al inversionista es obtener un apalancamiento, o ‘crédito’, aprovechando los márgenes de diferencia en las ponderaciones que tienen las acciones que se encuentran en los dos índices.

¿Cómo sería la estrategia?

Lo que primero hay que hacer esa calcular las diferencias entre la participación de cada acción dentro de los índices y restar (%Participación en el Igbc - %Participación en el Colcap), esto con el fin de no duplicar los costos de transacción, uno al comprar un número de acciones en el Igbc y otro por vender el porcentaje del Colcap.

En ese momento ya se está comprando el margen entre los dos índices. En términos más claros, Ecopetrol que tiene una participación del 20,65% dentro del Igbc y del 19,95% dentro del Colcap. Entonces, para cumplir con la estrategia se debe comprar 0,7% de los recursos en Ecopetrol.

En el caso de las acciones en las cuales la diferencia es negativa, se deberá ir corto o vender el porcentaje de acciones correspondiente. Por ejemplo, la acción de ISA tiene una participación en el Igbc del 3,23%, mientras que en el Colcap del 9,39%, esto da una diferencia de 6,15%. Por lo tanto, el inversionista deberá vender el 6,15% de su portafolio en estas acciones.

Supongamos que el inversionista forma su portafolio de acciones con los porcentajes que ya calculó y finalmente queda corto o con un saldo positivo en su cuenta de $10.000.000, que es el saldo que está expuesto en la operación.

Al día siguiente, el Igbc disminuye 1,3%. Si solamente hubiera estado comprado en las acciones y ponderaciones que componen el índice, el portafolio del cliente hubiera perdido ese porcentaje.

Mientras que al estar cubierto con la venta del COLCAP, la pérdida se convierte en ganancia. Primero que todo, al inicio recibió un saldo de $10.000.000 aprovechando las diferencias entre las ponderaciones de los índices y con una ganancia de $950.000 aproximadamente.

Los $10.000.000 que recibió al inicio de la operación, salen del portafolio cuando compra de nuevo las acciones en las que se encontraba corto, y así la utilidad de la operación será $950.000. La rentabilidad de la operación será 9,5%.

Finalmente hay que tener en cuenta varias cosas, uno los costos de transacción no se incluyeron, por lo tanto para que sea rentable, el nivel de apalancamiento debe ser mayor, luego se empieza a convertir en una estrategia más riesgosa.

Por otro lado, el inversionista hubiera replicado el índice pero en corto, es decir, vendiendo todas las acciones que componen el Igbc, finalmente estaba seguro de que el índice va a disminuir.

En este caso, el valor de la inversión es mucho más alto, el cliente por exposición al riesgo deberá constituir más garantías en las operaciones TTV, para poder realizar estas operaciones, así como los costos de transacción se aumentan y la rentabilidad es más baja, del 1,3%, que es lo que se disminuye el índice.

También, así como puede llegar a ser más rentable la estrategia planteada, es mucho más riesgosa, pues la rentabilidad se puede convertir en pérdida cuando al contrario de disminuir el Igbc, aumente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?