| 9/24/2013 12:00:00 AM

Grupo Argos se movió en la bolsa colombiana

Su acción ordinaria y preferencial fueron las más valorizadas, por el contrario Petrominerales fue la de mayor descenso. El dólar bajó hasta $1.890,01.

La Bolsa de Valores de Colombia continúa con buenos ánimos y este martes su principal índice, el de capitalización de la Bolsa de Colombia, Colcap, cerró en 1.775,35 unidades, con un aumento del 0,11% frente a la jornada anterior. En lo corrido del año el indicador bursátil registra una variación negativa del 3,13%.

El índice de liquidez COL20 bajó 0,10% a 1.294,82 unidades, y el IGBC subió 0,03% a 14.170,10 unidades.

Preferencial Grupo Argos logró el ascenso más importante durante la sesión. El precio de este título creció un 1,42%, con cierre de $22.780,00. También se destacó por su apreciación Grupo Argos cuyo precio creció un 1,33% a $22.800,00; e Isagen, que ascendió un 1,19% a $2.985.

Entre los títulos con mayor descenso en la jornada el más importante fue Petrominerales con 2,94% a $13.200, seguida de Mineros con 1,99% a $3.200 y Preferencial Helm Bank con 1,86% a $528.

La especie con el volumen más alto de negociación fue Pacific con $128.546,81 millones, variación positiva en su precio del 0,46% a $39.620, seguida de Cemex Latam Holdings que negoció $39.531,34 millones, su precio bajó 0,13% a $14.980, junto con Preferencial Bancolombia con $33.468,77 millones, su precio subió 0,29% a $27.540.

Dólar


Al cierre de la jornada de este el mercado spot de divisas registró una tasa promedio para el dólar, de $1.888,38, lo que le significó una depreciación de $4,71 frente al promedio anterior. Así mismo, la moneda marcó un precio máximo de $1.895,50, un mínimo de $1.885,10 y un cierre de $1.890,01.

En la sesión se negociaron US$1.064,68 millones en 1.684 operaciones. La volatilidad en el precio de la moneda fue de $10,40.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?