| 7/22/2013 7:00:00 AM

Asia comienza la semana optimista

El optimismo dominó hoy entre los inversores de las bolsas asiáticas, que cerraron al alza, con la única excepción de Malasia, que prácticamente se mantuvo invariable.

Con el Parqué de Tailandia cerrado por festivo, las mayores ganancias se registraron en Singapur, donde la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado subió 21,09 puntos, el 0,66 %, y dejó al índice Straits Times en 3.234,35.

La Bolsa de Shanghái, por su parte, registró un alza del 0,61 por ciento, tras terminar la semana pasada por debajo de la línea de los 2.000 puntos al caer un 1,52% el viernes y en su tercera jornada consecutiva a la baja.

Su índice general concluyó su cotización diaria en 2.004,76 puntos, un 0,61% al alza, o 12,11 puntos.

También la Bolsa de Seúl cerró al alza, debido al aumento de la confianza de los inversores después de que los ministros de Finanzas del G20 ratificaran su apuesta por el crecimiento, según analistas locales.

El índice referencial Kospi ganó 8,94 puntos, el 0,48%, hasta 1.880,35 unidades.

El aumento de la Bolsa de Tokio, del 0,47 por ciento, fue atribuido por los analistas a que el partido gobernante PLD consiguiera, sin sorpresas este domingo, una amplia mayoría en el Senado lo que da al primer ministro, Shinzo Abe, el control de las dos cámaras del Parlamento.

El selectivo Nikkei cerró hoy con una subida de 68,13 puntos -tras llegar a ganar 180- y quedó en 14.658,04 unidades.

El mercado bursátil de Hong Kong cerró su sesión de hoy con una subida del 0,25% o de 54,08 en el índice referencial Hang Seng que se situó al cierre en los 21.416,5 puntos

Sólo en Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur cerró a la baja, aunque el descenso fue tan mínimo, de 0,06 puntos o un 0,001%, que el índice KLCI permaneció prácticamente invariable, con 1.797,68 unidades.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?