| 10/10/2013 12:00:00 AM

Wall Street influenció bien a América Latina

La mayoría de las bolsas latinoamericanas finalizaron en positivo, siguiendo la estela de su principal referente, Wall Street, que cerró con la segunda mayor subida del año.

En línea con lo ocurrido en Wall Street, el índice Ibovespa de la bolsa de Sao Paulo escaló un 0,85 % y se situó en 52.996 puntos, tras una compraventa por 6.259 millones de reales (unos 2.869 millones de dólares).

La misma senda siguió el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la plaza mexicana, que avanzó un 1,56 % ubicándose en las 40.489,95 unidades, con un total de transacciones por 11.646 millones de pesos (unos 891 millones de dólares).

También, el Merval de Buenos Aires subió un 4,42 %, hasta los 5.165,46 enteros, tras un intercambio de papeles por 171 millones de pesos (29,3 millones de dólares).

La tendencia regional fue captada igualmente por el parqué de Santiago al anotar un ascenso del 1,14 % en el IPSA, que quedó en 3.819,44 puntos, en un día en el que se cambiaron acciones por 80.674.918.473 pesos (unos 161,3 millones de dólares).

Idéntico camino tomó el índice Imebo de la Bolsa de Valores de Montevideo que ganó un 0,05 % y se estacionó en las 3.677,57 unidades, durante una sesión con movimientos por 84.355.178 pesos, equivalentes a 3.901.960 dólares.

En contraste, en Colombia, el índice general (IGBC) descendió un 0,42 %, que lo llevó a cerrar en los 14.157,41 enteros, con un monto de valores que sumaron 116.057,27 millones de pesos (61,27 millones de dólares).

Por último, el índice general de Lima finalizó en 15.488,27 puntos, después de disminuir el 0,15 %, al cabo de movimientos por 27.306.864 nuevos soles (equivalentes a 9.799.700 dólares).

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?