| 4/18/2015 5:00:00 PM

¿Mujeres dirigiendo son garantía de éxito empresarial?

Un reciente estudio muestra que las empresas latinoamericanas con una o más mujeres en los comités directivos presentaron un 44% más rentabilidad del capital que aquellas que no las tenían.

El rol de la mujer va creciendo cada día. En Latinoamérica desempeñan un papel fundamental y cada vez son más las que ocupan cargos de primer nivel en las más grandes empresas a nivel global.

Pero su rol va más allá. Las mujeres controlan US$20 billones de gastos en consumo y representan el 64% de las decisiones sobre consumo; es decir, las mujeres efectúan hasta el 80% de las decisiones de compra o inciden en ellas, lo que incluye un espectro tan variado como electrodomésticos, automóviles o servicios médicos.

Para hacerse a una idea del poder que ostenta sólo es necesario ver esta comparación. En 2009, las mujeres tuvieron ingresos de US$13 billones a nivel global; comparativamente, el PIB de China se estimó en US$4,4 billones.

A su vez, la capacidad de ingresos de las mujeres crece más rápidamente que la de los hombres en las economías emergentes, mientras que su ingreso percibido aumentó a una tasa del 8,1%, el de los hombres lo hizo en 5,8%.

Existe una fuerte correlación positiva entre las economías que ofrecen un entorno más favorable para mujeres emprendedoras y la competitividad nacional, lo cual sugiere que hay una próspera base de mujeres emprendedoras que impulsan el crecimiento general de los países.

En general, cuando las mujeres pueden desarrollar su pleno potencial en el mercado laboral, esto puede redundar en importantes ventajas macroeconómicas. Entre 2000 y 2010, el crecimiento en los ingresos de mujeres de América Latina y el Caribe contribuyó a reducir en un 30% la pobreza extrema.

Se ha estimado que salvar la brecha entre los índices de empleo femeninos y masculinos posibilitaría un incremento neto del PIB del 9% en Brasil y del 12% en Argentina.

Un estudio realizado por McKinsey and Company, a 345 empresas latinoamericanas en seis países, determinó que empresas que cuentan con una o más mujeres en sus comités ejecutivos presentaban una rentabilidad del capital (Return on Equity, ROE) 44% superior a la de aquellas que no incluían a mujeres en esas posiciones.

Otro estudio de compañías incluidas en la lista Fortune 500 mostró que un porcentaje mayor de presencia de mujeres en directorios estaba asociado con un sólido desempeño. Había una diferencia de casi el 5% en el ROE entre las empresas con la menor representación de mujeres en los directorios y aquellas con mayor representación.

El Informe Global sobre Brecha de Género de 2013 elaborado por el Foro Económico Mundial indicó que América Latina y el Caribe había superado el 70% de su brecha de género total.

Las Encuestas a Empresas realizadas por el Banco Mundial comprobaron que apenas el 20% de las entidades de la región tienen al menos una mujer en un alto cargo gerencial. A su vez, las mujeres representan entre el 1% y el 3% de las presidencias o direcciones ejecutivas de las empresas más grandes de la región.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?