| 4/1/2014 7:52:00 AM

Alianza contra dependencia energética de Rusia

La Unión Europea y Estados Unidos buscan vías para reducir dependencia energética europea de Rusia.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos celebran mañana su quinto consejo de Energía, en el que explorarán vías para reducir la dependencia energética europea de Rusia, después de que el presidente Barack Obama apuntase como opción las exportaciones de gas natural de EEUU hacia Europa.

Esta reunión se enmarca dentro del llamado "consejo de Energía entre Estados Unidos y la UE", un foro creado para reforzar la cooperación y promover la seguridad energética, y que ya estaba previsto con anterioridad a la crisis de Ucrania, dijeron a Efe fuentes comunitarias.

La UE estará representada en la reunión por la jefa de su diplomacia, Catherine Ashton, y el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, mientras que del lado estadounidense acudirán el secretario de Estado, John Kerry, y el vicesecretario de Energía, Daniel Poneman.

Está previsto que ambas partes firmen una declaración conjunta al final del encuentro.

La diversificación de las fuentes de suministro de gas y de las rutas de tránsito hacia la Unión ha sido desde la crisis de 2009, que dejó sin calefacción en pleno invierno a varios Estados miembros por una disputa comercial entre Rusia y Ucrania, uno de los retos que se marcaron los Veintiocho y que aún sigue pendiente.

La semana pasada, durante su visita a Bruselas, Obama señaló que una vez esté concluido el acuerdo comercial que la UE y su país negocian, "las licencias de exportación para gas natural estadounidense licuado para Europa serán mucho más fáciles".

La meta de buscar la diversificación ha recobrado importancia a raíz de la crisis entre Ucrania y Rusia.

El encarecimiento podría acabar afectando a la UE, que adquiere el 30 % del gas que importa de Rusia y recibe la mayor parte de ese flujo a través del gasoducto que atraviesa Ucrania.

Además del suministro de gas que a la UE le llega de Rusia (30 %), también adquiere a Noruega (28 %), Argelia (13 %) y Catar (11%).

El país de tránsito para la mayor parte del gas que Rusia envía a la UE es Ucrania, que desde hoy tiene que pagar un 40 % más por el flujo de Moscú (385,5 dólares por cada mil metros cúbicos de gas, frente a los 268,5 dólares que pagaba antes).

Esta subida de precio se produce como consecuencia directa de la crisis de Crimea y el acercamiento de Ucrania a la UE.

En el nuevo replanteamiento comunitario sobre la energía también pesa el posible impacto que sobre la economía de los Veintiocho puedan tener eventuales nuevas sanciones comerciales a Moscú, si la Federación Rusa no actúa para reducir las tensiones en la región.

Fuentes comunitarias indicaron hoy que un estudio que aún realiza la CE ha evaluado el impacto que sobre la economía de la Unión Europea tendría la imposición de una nueva ronda de sanciones comerciales a Rusia.

"El 50 % de las exportaciones de la UE se dirigen a Rusia", recordaron fuentes comunitarias, que alertaron de que "eventuales sanciones comerciales podrían llegar a suponer una reducción del 1 % del Producto Interior Bruto (PIB) en diez Estados miembros, y del 0,5% como media para toda la Unión".

Las economías más afectadas por ese eventual castigo a Rusia serían las de Chipre, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia y Finlandia, según las fuentes, por su mayor exposición o dependencia del sector energético ruso, de donde proceden la casi totalidad de sus importaciones de gas y sobre todo de petróleo.

La UE importa de Rusia, además de gas y petróleo ruso, uranio procesado como combustible nuclear.

En la actualidad, Rusia es el mayor proveedor de petróleo de la Unión, a la que vende el 35 % de sus importaciones, que en el caso de Alemania, Bélgica, Bulgaria, Finlandia, República Checa, Croacia, Lituania, Hungría, Polonia, Suecia y Eslovenia, llega al 40 %, dijeron las fuentes.

El Ejecutivo comunitario descarta, sin embargo, que la situación vaya a tener un impacto "a corto plazo" en el suministro de gas de la UE, ya que los Veintiocho cuentan en estos momentos con unas reservas de 40.000 millones de metros cúbicos y no se espera un frío extremo en los próximos meses.

Los niveles de reservas de gas de los países europeos es variable, y así según fuentes comunitarias, socios que tienen una gran dependencia del gas ruso como Bulgaria, Hungría o la República Checa disponen de un mes de reservas y Eslovaquia de dos meses, pero otros como Grecia o Rumanía no disponen de esos "stocks".

Las fuentes consultadas señalaron también que las actuales reservas de petróleo en los países de la Unión "equivalen a siete meses de importaciones rusas", y avanzaron que un hipotético embargo sobre el petróleo ruso supondría un revés para la economía europea ya que los precios del crudo aumentarían.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?