| 7/17/2012 12:19:00 PM

Ruedan cabezas en el HSBC por lavado de dinero de narcotraficantes

El jefe del departamento de control del banco británico, David Bagley, anunció su renuncia ante un subcomité del Senado de EE.UU., tras conocerse que la entidad contribuyó en Estados Unidos a operaciones de lavado de dinero procedente del tráfico de drogas y la financiación del terrorismo.

"He recomendado al grupo que ahora es el momento adecuado para mí y para el banco, de que alguien nuevo sirva como jefe de control del grupo", indicó el ejecutivo, quien señaló que ha acordado trabajar con la entidad para que haya una "transición ordenada".

Bagley, que ha ocupado este cargo supervisor desde 2002 y ha trabajado en diferentes puestos de este departamento durante 13 años, explicó que ha estado pensando sobre la transformación estructural del departamento de control y ha emitido esta recomendación a la ejecutiva de la institución financiera.

El Senado de EE.UU. ha revelado en un informe, tras una investigación de un año, que el banco a través de sus filiales operaba en el mercado estadounidense con fondos procedentes de los cárteles del narcotráfico de México y países como Irán y Siria, sobre los que pesan sanciones del Gobierno estadounidense.

El directivo reconoció que "a pesar de los esfuerzos y la dedicación de muchos profesionales, HSBC no ha estado a la altura de nuestras propias expectativas y las expectativas de nuestros reguladores".

El subcomité de investigaciones permanentes del Senado se reunió este martes para analizar los resultados de este informe en el que se prevé que además participen la presidenta de la división de HSBC América, Irene Dorner, y el jefe del servicio jurídico del banco, Stuart Levey.

El presidente del subcomité, el demócrata Carl Levi, subrayó al comienzo de la audiencia la "gran preocupación del subcomité y de todos los estadounidenses del comportamiento durante años (del banco) que no tomó ninguna acción formal o informal" para evitar estas operaciones de blanqueo.

Y lamentó que la falta de acción puede permitir que "los delincuentes utilicen dólares de EE.UU. y transferencias para cometer delitos, armar grupos terroristas, producir y transportar drogas ilegales e incluso tratan de obtener armas de destrucción masiva".

El subcomité ha realizado una investigación sobre las actividades de HSBC entre 2006 y 2010 en la que ha revisado 1,4 millones de documentos incluidos historiales bancarios, correspondencia, correos electrónicos y documentos legales, además ha entrevistado a 75 altos cargos de HSBC y de sus filiales, así como reguladores bancarios estadounidenses.

El objetivo era analizar "las vulnerabilidades que el lavado de dinero y la financiación del terrorismo crea cuando un banco global utiliza su filial en EE.UU.".

EFE

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?