| 1/3/2015 9:00:00 AM

Por motivos personales renunció MinHacienda Paraguayo

De acuerdo con fuentes del Ministerio en ese país, los motivos de la dimisión fueron netamente personales.

El ministro de Hacienda de Paraguay, Germán Rojas, renunció a su cargo y será reemplazado por Santiago Peña, un joven economista que es director del Banco Central, anunció el viernes el presidente Horacio Cartes.

Rojas será el primer ministro en abandonar el gabinete desde que el mandatario asumió en agosto del 2013.

"En respeto a la amistad y agradecimiento que tengo hacia él (Rojas) estaba esperando el retorno de sus vacaciones este lunes para hacer el comunicado juntos", dijo Cartes a la estatal Agencia de Información Paraguaya IP.

El gobernante calificó a Peña, de 36 años, como "un joven brillante" y el economista que el país necesita para acelerar el desarrollo. "Estoy convencido que es la persona correcta para este momento de nuestra administración", agregó.

Dos fuentes del Ministerio de Hacienda dijeron a Reuters que Rojas presentó su dimisión el 24 de diciembre y que el traspaso se realizaría el lunes. Un funcionario del Banco Central señaló que los motivos del alejamiento eran, principalmente, personales.

Peña es un economista formado en Estados Unidos que trabajó para el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington durante tres años, antes de asumir como uno de los cuatro directores de la entidad monetaria en el 2012.

Rojas impresionó a los inversores en sus dos años de gestión como ministro, durante los cuales el Gobierno impulsó una ley de responsabilidad fiscal que fija limites al déficit y otra que autoriza las alianzas público/privadas.

Sin embargo, generó tensiones con algunos colegas, gobernadores y legisladores por su estricto manejo del presupuesto.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?