| 1/20/2014 8:00:00 PM

Barcelona se queda con el Nou Camp

La junta directiva del Barcelona rechazó la opción de construir un nuevo estadio y seguirá adelante con la idea de remodelar el Nou Camp, dijo Sandro Rosell, presidente del club del fútbol español.

Los socios del Barca podrán votar en abril la propuesta de incrementar la capacidad del estadio de 98.000 a 105.000 espectadores, señaló Rosell en rueda de prensa.

El proyecto, que también incluye la construcción de un nuevo estadio cubierto de baloncesto y otras instalaciones, tendría un costo de unos 600 millones de euros (814 millones de dólares). Las obras comenzarían en 2017 y serían completadas a comienzos del 2021.

El estadio albergaría partidos durante las obras.

"Ha sido una decisión difícil. Los dos proyectos eran muy atractivos. Pero nuestro compromiso era presentar en referéndum proyectos viables desde un punto de vista técnico, urbanístico y económico", dijo Rosell. "El Camp Nou forma parte de nuestra memoria colectiva, es el más grande de Europa y un icono de la ciudad de Barcelona (...) La opción de construir un nuevo estadio en una nueva ubicación ha sido descartada, ya que el coste final de la operación podría hipotecar al Club, a sus socios y maniatar a futuras juntas directivas", agregó.

Los planes para remodelar el estadio, inaugurado en 1957, incluyen construir una nueva tribuna que mejoraría la visión de los espectadores. "Para seguir siendo líderes debemos dar este paso histórico que conllevará esfuerzos por parte de todos, pero que garantizará el confort de una nueva instalación con las últimas tecnologías", destacó el dirigente.

"Además, multiplicaremos el valor de nuestra propiedad inmobiliaria y la capacidad de generar nuevos ingresos adicionales, sin vender o reducir nuestro patrimonio", agregó.


Reuters/D.com



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?