| 4/10/2015 12:15:00 PM

Obesidad amenaza a la economía global

La desnutrición ha pasado a un segundo plano. La obesidad ha tomado el primer lugar de los problemas de salud pública en el mundo ante las 2.100 millones de personas que sufren esta enfermedad.

La obesidad es ahora la principal preocupación de la humanidad de acuerdo con el Global Burden of Disease Study en el que se señala que la desnutrición ha sido rebasada por esta enfermedad como el principal problema de salud pública en el mundo.

De acuerdo al último estudio en el mundo hay alrededor de 2.100 millones de personas con sobrepeso, es decir el 30% de la población mundial. Esta alarmante estadística prácticamente 2,5 veces más grande que la de adultos y niños con desnutrición en el planeta. La obesidad es responsable de cerca del 5% de las muertes cada año.

Pero la preocupación con la obesidad va más allá de los problemas de salud que causa, es también una amenaza para la economía global. El impacto de esta enfermedad es de alrededor de US$2 billones, el 2,8% del PIB mundial y sólo es comparable con el causado por el tabaquismo, la violencia armada y el terrorismo de acuerdo con la más reciente investigación desarrollada por el McKinsey Global Institute (MGI).

Pero ahí no para la cosa, de continuar con la tendencia de crecimiento de esta enfermedad, para 2030 el 50% de la población mundial sufrirá de sobrepeso. Advirtió la Directora General de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, que no hay uno solo país en el mundo que haya logrado frenar el avance de esta enfermedad, de acuerdo con el World Economic Forum.

Cifras de la OCDE revelan que entre el 2000 y el 2013 la obesidad se incrementó como mínimo en un 0,5% por año en 130 de los 196 países en los que se recogieron datos. Hay que señalar que la obesidad no es exclusiva de los países desarrollados. El 60% de los obesos en el mundo viven en países emergentes. La acelerada industrialización y urbanización ha incrementado los ingresos y el consumo de calorías. En China e India la tasa de obesidad en ciudades es tres y cuatro veces más alta que en zonas rurales.

Todavía no se tienen todas las respuestas sobre cuál es la mejor manera para combatir la obesidad. No obstante el rápido aumento de las tasas de obesidad en todo el mundo lleva a pensar si se está abordando el problema de la manera indicada. Hoy en día, la inversión en investigaciones sobre obesidad en todo el mundo asciende a unos US$4.000 millones al año - sólo un 0,2 % de los costos sociales estimados para la obesidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?