| 10/13/2010 12:00:00 PM

Millones en todo el mundo siguen en directo rescate en Chile

Es difícil calcular cuántas personas en el mundo entero siguen con expectación, minuto a minuto y en directo, el milagroso rescate de los 33 mineros chilenos atrapados desde el pasado 5 de agosto en una mina en el desierto de Atacama.

Desde el campamento Esperanza, más de 350 medios de comunicación de 33 países retransmiten el rescate de los mineros que se han reencontrado con sus familias tras más de dos meses de angustia. La operación de salvamento se ha convertido en la gran atracción mediática de la jornada en Europa, Asia y América, donde la mayoría de medios actualizan constantemente sus ediciones digitales para ofrecer todos los detalles.

Millones de personas han presenciado cómo los mineros, con gafas negras, cascos y cinturones especiales que vigilan sus funciones vitales, salen de la profundidad, abrazan a sus seres queridos y saludan a las autoridades, sin poder ocultar su gran emoción. Hasta la mina San José, en Copiapó, se han desplazado periodistas de centenares de medios de comunicación de todo el mundo.

La televisión estatal china, CCTV, también ofrece en tiempo real el salvamento, lo que es inusual ya que no acostumbra a informar en directo sobre sucesos en el extranjero.

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) recomendó hoy a los mineros evitar una excesiva exposición a los medios.

"Estar en contacto con los medios afectará a su salud, sobre todo psicológicamente" y es "la mayor preocupación", pues se supone que el aspecto físico está controlado por los médicos, dijo a Efe Kazuhito Shimada, un médico de JAXA.

A las 0.10 hora de Chile (03.10 GMT), Florencio Ávalos, de 31 años, se convirtió en el primer minero en recuperar la libertad tras 69 días de encierro a causa de un derrumbe.

Con la presencia del presidente chileno, Sebastián Piñera, que se encuentra al pie de la mina desde el inicio del rescate, la emoción, las lágrimas y los abrazos se repitieron cada vez que un nuevo minero vio la luz.

Los mensajes de ánimo y de felicitaciones llegaron de todos los rincones: desde el Vaticano, donde el Papa encomendó a Dios "con esperanza" a los 33 mineros, hasta Sudáfrica, donde se ha destacado el "ingenio de la operación".

En España, el Rey Juan Carlos expresó su alegría por el rescate, mientras que la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, felicitó a los mineros y manifestó su deseo de que la operación concluya con éxito.

Francia alabó el "coraje excepcional" de los mineros y aseguró que merecen el "reconocimiento de toda la comunidad internacional", según declaró el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner.

La operación de rescate es un "milagro moderno", según el jefe de la diplomacia alemana, Guido Westerwelle, quien señaló que "toda Alemania comparte su alegría con los mineros y sus familiares".

El portavoz del Gobierno de Japón, Yoshito Sengoku, consideró que el rescate de los mineros de Chile es "un milagro del siglo XXI", al tiempo que el primer ministro nipón, Naoto Kan, envió un mensaje de felicitación a su homólogo chileno, Sebastián Piñera.

El portavoz del ministerio de Exteriores israelí, Igal Palmor, dijo a Efe que esperan que la "operación termine con el máximo éxito, con la liberación y excelente condición de todos los mineros.

A través de su cuenta de Twitter (@FelipeCalderón), de la que es un asiduo usuario, el presidente de México, Felipe Calderón, señaló que la operación de rescate es "impresionante" y "emocionante".

"¡Viva Chile! ¡Viva la esperanza de que el hombre puede superar cualquier dificultad!", manifestó el mandatario.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, felicitó a Piñera, por el "exitoso" rescate, mientras que el paraguayo, Fernando Lugo, transmitió un "fuerte abrazo" al presidente chileno y a los mineros. El mandatario chileno recibió también llamadas del mismo tenor, de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, del venezolano, Hugo Chávez, y del brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, quien subrayó que "el mundo está orgulloso".

El presidente boliviano, Evo Morales, se trasladó hoy hasta la mina de Copiapó para asistir al rescate del boliviano Carlos Mamani, el único extranjero de los trabajadores que quedaron atrapados en el derrumbe del yacimiento San José.

"Para el pueblo boliviano será inolvidable este esfuerzo (...), al pueblo chileno, muchas gracias por el rescate de nuestro hermano Carlos. Bolivia jamás va a olvidar", destacó Morales.

El Gobierno de Colombia envió un mensaje de solidaridad, mientras que el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, felicitó a los mineros y al Gobierno chileno al tiempo que consideró que el accidente debe hacer revisar el sistema de trabajo en las minas, donde cientos de miles de latinoamericanos han dejado su vida.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?